• Regístrate
Estás leyendo: Esther tiene un amante
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 01:15 Hoy

Vertebral

Esther tiene un amante

Ángel Carrillo

Publicidad
Publicidad

Es “bajita” de estatura, con el cabello corto y entrecano. Esther Quintana, candidata a Senadora por el Partido Acción Nacional aseguró que todos en esta vida debemos tener un amante, la de ella es la política, le apasiona servir, ayudar, transformar (a través del erario público) el entorno de los demás.


De andar pausado y con el carácter fiero de los sureños (porque es originaria de Acapulco, Guerrero) Esther llegó a la cita para la grabación del programa Cambios que se transmitió ayer por la mañana. “Por qué volver a competir (le pregunté), si viene de una derrota en busca de la alcaldía de Saltillo”, la mujer con aplomo aseguró que su vocación no tiene que ver con los procesos electorales sino con un estilo de vida.


A diferencia de José Ángel Pérez, de Alfonso Tafoya, Nacho Corona, Verónica Soto y de tantos y tantos panistas que han abandonado las filas del partido para encontrar una “chamba” en el Gobierno, ella dice que se va a “morir panista” porque se ve reflejada en los ideales de Manuel Gómez Morín, Luis Calderón Vega y Manuel Clouthier.


A Quintana Salinas le han ofrecido sobornos y dice que jamás se “vendería”, mucho menos por dinero. Cuando ha ocupado escaños en el Congreso de la Unión siempre pugnó por el desarrollo de los distritos que ha representado, sin embargo Esther tiene pasivos importantes en medio de un proceso electoral reñido entre su partido, Morena y el PRI, carga un lastre que además critica y no necesariamente porque haya sido parte de ese mal, sino porque algunos de sus correligionarios se han empeñado en perjudicar su imaginario social.


Justo antes de que entraran al estudio (la propia Esther y Guillermo Anaya), José Ángel Pérez (ex alcalde de Torreón y ex miembro del PAN) le aventó “la caballería” a Anaya con el tema de su riqueza inexplicable: “Cómo de vivir en Las Fuentes de pronto lo vemos en una residencia en Las Villas”, ahí Esther se desmarcó, que no dijo que no era comparsa de nadie y que no va a ser parte de ninguna anomalía.


Es de tomar en cuenta la valentía y las agallas de una candidata que se refiera al abanderado de su partido a la Presidencia de la República (en este caso Ricardo Anaya) de la forma en la que lo hizo: 


“El país necesita a un Presidente con mayoría en el Congreso y de llegar a concretarse, nunca voy a cambiar la realidad de mis representados por una línea de acción desde el Gobierno Federal”.


Creo que su formación académica le ha permitido conservar e incrementar su sensibilidad hacia el electorado, pues como catedrática de Derecho Constitucional, semestre a semestre algún alumno le preguntaba: “Licenciada y en qué país se privilegia el artículo 123” (que al texto reza, “Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil. 


Gracias a esto se podrán crear organizaciones o empresas y por consecuente empleos), y ella jamás pudo responder. 



angel.carrillo@multimedios.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.