• Regístrate
Estás leyendo: Cómo les pedimos perdón
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 13:59 Hoy

Vertebral

Cómo les pedimos perdón

Ángel Carrillo

Publicidad
Publicidad

Los niveles de violencia que alcanzamos en el país, son el reflejo de una sociedad que comenzó a descomponerse décadas atrás. Niños que crecieron en medio de ambientes hostiles, de abandono, en núcleos familiares violentos, niños que practicaron o fueron víctimas de bullying en sus escuelas... qué derivó: Jóvenes - adultos hedonistas, sin valores, llenos de rencor social, sicarios. Cómo nos podemos escandalizar como sociedad, con las cifras de muertos producto del fenómeno del narcotráfico, si en casa los estamos formando. Lamentablemente esta semana se generaron dos casos que cimbraron a la Opinión Pública: El de los hermanos Ángel y Josué (de cuatro y cinco años de edad), presuntamente abusados por su profesor de Educación Física, José Alfredo González Rodríguez. Al parecer el docente habría violado a uno de los hermanos y al otro le realizó tocamientos, esto se descubrió luego de que los niños mostraran evidente renuencia a asistir a la escuela. Qué va a pasar con esos pequeños, cómo les regresamos lo perdido, cómo les explicamos lo que les ocurrió, cómo les pedimos perdón. Otro de los casos fue el de Matías, un niño de casi dos años que se encuentra a la mitad de un conflicto familiar. El Desarrollo Integral de la Familia retiró al menor de la custodia de sus padres, luego de que uno denunciara al otro (ante el mismo DIF), por maltrato. Meses después, los mismos padres utilizan a los medios de comunicación para expiar sus yerros, ahora mismo están abanderando la causa de vejaciones del menor en la Casa Hogar en la que se encuentra en resguardo. Guillermo Covarrubias, el director de la dependencia municipal me informó que una de las causas, por las que el DIF retiró a Matías de su entorno familiar, se debió a que el pequeño se auto-agredía cuando sus padres peleaban, hablamos de que el niño, en ese entonces tendría ocho o nueve meses, se golpeaba la cabeza fuertemente contra la pared o cuna cuando sus papás comenzaban con las peleas. Con quién estará mejor Matías: Lejos de sus padres en un orfanato o en una Casa Hogar apartado de la violencia doméstica a la que fue expuesto. No quiero pecar de “mocho” o “moralino”, pero la ocasión amerita... Estamos produciendo a los futuros delincuentes, estamos generando a los sucesores de El Ponchis (aquel menor que fue capturado por diversos asesinatos) o Edgar, quien nació con cocaína en el cuerpo, vivió lejos de sus padres y perdió a su abuela a los nueve años. A los 14 confesó haber matado a cuatro personas.Finalmente ya tenemos comprobado lo que desencadena la desatención a los niños.


angel.carrillo@multimedios.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.