• Regístrate
Estás leyendo: ¿Quién la quiere?
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 19:07 Hoy

La prueba del ácido

¿Quién la quiere?

Andrés Amieva

Publicidad
Publicidad

Miguel Mejía Barón, técnico de la Selección Nacional de México en el Mundial de EU 1994, dirigía los partidos interescuadras del Tricolor con mucha atención y siempre preocupado por darle buen trato al balón y salida con posibilidades.

Durante los entrenamientos se escuchaba su voz: "¿quién la quiere?", y los seleccionados tenían que ofrecerse como alternativa para el pasador y convertirse así en la salida con claridad hacia su faceta ofensiva.

Justo en estos momentos hace falta que alguien grite en México, Guanajuato y León: "¿Quién la quiere?".

¿Quién quiere el balón del combate a la inseguridad? El Municipio invoca la ayuda del Estado y el Estado dice que el combate al narcotráfico es responsabilidad de la Federación, que enseguida señalan a las policías locales corrompidas por el poder del dinero de los criminales.

Y la ciudadanía (bien podríamos llamarlo espectador), solamente contempla el pobre espectáculo que brindan las autoridades, de los tres niveles.

En la cancha de futbol hay maneras de esconderse, y lo saben los que han jugado este deporte. El jugador se pone detrás de su marcador, no busca el desmarque, se quedan estáticos, igualito que las autoridades.

Se ocultan tras el comentario de que aquí la criminalidad no está como en otros lugares del país, que es responsabilidad de otros y que la violencia es un fenómeno mundial.

Y mientras tanto el equipo rival (los malos) hace lo que quiere con el adversario (ejecuciones, venta de droga, robos, secuestros, etc.), la impunidad impera y los ciudadanos se sienten en la total indefensión.

"¿Quién la quiere?", gritan desesperados los ciudadanos.

Es tiempo de elecciones y algunos parecen levantar la mano para afirmar que ellos pueden ser la diferencia en la cancha del combate al crimen.

Los aspirantes, todos, dicen que tienen la manera correcta de hacer las cosas en materia de seguridad. Y los ciudadanos, urgidos de soluciones son fáciles presas de las promesas que se realizan durante una campaña política.

Pero más allá de las promesas, hace falta voluntad para resolver los problemas de inseguridad que azotan a León, Guanajuato y a México, en ese orden para nosotros, porque aquí es donde vivimos.

Es ahí, en los grandes partidos, cuando la situación parece más adversa, cuando aparecen los grandes jugadores y ellos son los que piden el balón para conducir a sus equipos a la victoria.

A ellos nadie les tiene que preguntar si quieren la responsabilidad de ser la estrella que anote los goles decisivos.

"¿Quién la quiere?", pregunta la gente para el 2018.

andres.amieva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.