• Regístrate
Estás leyendo: Los mexicanos están a la altura
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 20:51 Hoy

La prueba del ácido

Los mexicanos están a la altura

Andrés Amieva

Publicidad
Publicidad

Dicen que los mexicanos tienen el gobierno que se merece, pero quedó en evidencia que esto no es cierto.

La gente está muy por encima de la clase política que dirige al país.

Una nueva tragedia azotó a México el martes pasado, con el terremoto del 19 de septiembre, macabra coincidencia. En plena conmemoración del Terremoto de 1985 en el que murieron miles en la Ciudad de México y en otros estados del país, sobrevino un nuevo desastre.

Una nueva generación de mexicanos vivió lo que es un desastre natural de grandes proporciones. Antes escuchaban las historias del 85, ahora lo vieron con sus propios ojos.

Estos mexicanos que nunca habían visto edificios derrumbados, ahora recorren las calles con el ánimo de ayudar.

Nuevamente los mexicanos se lanzaron a las calles para organizarse y retirar escombros, empacar la ayuda que enviaron otros compatriotas de muchos estados del país, intercambiar información por redes sociales o donar víveres, ropa, medicinas y material de curación.

La solidaridad está intacta en el espíritu de los mexicanos y empuja a jóvenes, niños, ancianos a brindar su ayuda a los damnificados.

En este ambiente solidario, la sociedad comienza a voltear hacia la clase política mexicana, esa que vive en la bonanza del presupuesto, la que el próximo año recibiría 7 mil millones de pesos para las elecciones.

El ánimo en la gente es exigir que ese dinero sea aplicado en la reconstrucción en la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Chiapas y Oaxaca. Que se destine a las víctimas del sismo y no a las campañas políticas.

Y empezamos a escuchar de esos políticos que están dispuestos a donar el 20 por ciento de sus recursos para campañas, otros dicen que el 50 por ciento; otros suben la apuesta y anuncian que donarán el 100 por ciento y un aspirante dice que le copiaron su propuesta y que también está dispuesto a poner el 100 por ciento de sus prerrogativas.

¡Toda una subasta de buena voluntad! ¡Gracias! qué considerados. ¿Quién da más?

Ahora los partidos políticos se tropiezan para donar sus presupuestos para las campañas, cuando el sentimiento popular es que ese dinero es de la gente y no de los políticos "dadivosos".

La clase política cuesta mucho a México y el dinero se necesita en la reconstrucción.

El terremoto del 85 provocó el surgimiento de muchos movimientos urbanos, aunque algunos se fueron desvirtuando con el tiempo, pero lo cierto es que hubo un despertar social.

Es previsible que este terremoto cree un nuevo rumbo para la sociedad mexicana y ocurre en un momento en el que existe un hartazgo contra los políticos, no nada más contra un partido.

Es el momento de los mexicanos, es el momento de sacudirse, despertar totalmente y hacer un México mejor.

¡Los mexicanos se lo merecen!

andres.amieva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.