• Regístrate
Estás leyendo: Les falló el cálculo
Comparte esta noticia

La prueba del ácido

Les falló el cálculo

Andrés Amieva

Publicidad
Publicidad

Decidieron cerrar la llave para evitar el robo y el desabasto se apoderó de varios estados del País, entre ellos Guanajuato y sus municipios más poblados.

En León corrieron las imágenes en las redes sociales de las largas filas de automóviles en los alrededores de las gasolineras desde la tarde del viernes y la información sobre qué estaciones aún tenían combustible y estaban vendiendo.

La gente compartió la información en las redes y los que tenían poca gasolina se lanzaron a hacer fila de varias horas, con tal de que le vendieran un poco de combustible para continuar con sus actividades cotidianas.

Otros, de plano optaron por la inmovilidad. Se resignaron, aprovecharon el fin de semana para quedarse en casa y no gastar la poca gasolina que tenían en su coches y decidieron esperar a que se regularizara el servicio.

Las compras del Día de Reyes volvieron a verse afectadas, como sucedió hace dos años, cuando también escaseó el combustible, lo que terminó con un gasolinazo y provocó disturbios y psicosis en las calles de León y otros municipios de los alrededores.

Y como es natural, los ciudadanos empiezan a buscar a los culpables que provocaron este desabasto que afectó a muchos en todo el estado de Guanajuato.

Que si fue el Gobierno Federal con la decisión de cerrar el ducto Salamanca-León, dentro de la estrategia de combate al huachicol. Que si la corrupción en Pemex. Que si los dueños de las estaciones de servicio están especulando porque se viene un gasolinazo. Que si las autoridades estatales o municipales...

En esta situación los únicos culpables son los delincuentes y quienes, con sus acciones, fomentan la actividad delictiva del huachicol. Ellos son los que ordeñan los ductos y en muchas ocasiones provocan accidentes que ya han costado vidas. Ellos son los que causan un perjuicio al patrimonio de la Nación.

Se puede entender que las acciones que se implementen para combatir el huachicol provocarán afectaciones a los ciudadanos, como las que estamos viendo con el desabasto, pero es un precio muy alto.

Quizás el cerrar el ducto Salamanca-León no fue la mejor solución y por eso el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, solicitó a Pemex su apertura para restablecer el servicio, lo que comenzó a registrarse ayer.

Mientras se reanuda el servicio, hay que entender que Guanajuato, o el Estado de México, Jalisco o Michoacán no se pueden paralizar por la falta de combustible, a alguien le falló el cálculo de los efectos de la decisión.

andres.amieva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.