• Regístrate
Estás leyendo: Intercambio de fuego
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 21:32 Hoy

La prueba del ácido

Intercambio de fuego

Andrés Amieva

Publicidad
Publicidad

Estamos a cinco semanas de la jornada electoral del 1 de julio y como se veía venir desde el principio, la guerra sucia está en su momento máximo en las campañas, tanto en la Presidencial, como en la estatal y en las municipales.

Acusaciones de todo tipo se cruzan en las entrevistas posteriores a los mítines de los candidatos. También se lanzan desde las tarimas colocadas en las plazas donde dan sus discursos, aprovechando el cobijo que dan los simpatizantes ahí reunidos, acarreados o convencidos, los dos cuentan para medir la fuerza de convocatoria. Total ya nadie se asusta de que les hayan facilitado el transporte, la torta y el refresco para ir a apoyar a los candidatos de cualquier color, todos los partidos lo hacen.

Los mensajes en la guerra sucia pueden ser con clase, o pueden ser violentos, hay algunos barriobajeros, pero no están diseñados para ser discretos. Los ataques tienen que oírse, ser estridentes para fijarlos en la idea colectiva. Que alcancen a la gente.

En muchas ocasiones pueden ser o no ciertos, muchas veces a nadie le importa tener que probarlos, con que se lancen y sean escandalosos, para que la gente voltee a ver qué pasa y muchos no se cuestionarán si son verídicos o no.

Las redes sociales son el medio ideal para introducir estos mensajes en la discusión política. Se lanza la piedra y se ocultan en el anonimato.

La gente muerde el anzuelo y replica la mentira, que crece viralmente, el caldo de cultivo ideal. Muchos no se preguntan la validez y le dan credibilidad, a pesar de que suenen a una tomada de pelo. Es lo que hay. Para muchos operadores políticos, todo vale.

Ya en los mensajes se nota la desesperación de los que van en segundo o tercer lugar. Aunque también los que van en el primer lugar han respondido a los cañonazos informativos que circulan en las redes.

Así, mientras las campañas de los candidatos disparan sus cañones contra sus adversarios, las mentiras van y vienen, las propuestas quedan en segundo plano, porque no son tan espectaculares como un juego ingenioso de palabras o un descarado ataque al rival.

En medio del fuego cruzado están los electores, que si están interesados, lo único que quieren es que llegue el 1 de julio para que todo esto termine.

Ya viene la recta final, hay que estar listos para escuchar todavía algunos mensajes más en los siguientes debates, el presidencial, el estatal y los municipales. Hoy hay otro episodio entre los candidatos al Gobierno de Guanajuato.

Hay que prepararse y que no nos asuste el nivel del debate que se podrá ver en los próximos días, los ataques van a arreciar, las descalificaciones serán más duras, pero eso sí, las propuestas no van a brillar. Es un mero cálculo personal.

andres.amieva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.