• Regístrate
Estás leyendo: El voto joven
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 05:49 Hoy

La prueba del ácido

El voto joven

Andrés Amieva

Publicidad
Publicidad

Hay una bolsa de votos ahí, disponible, atractiva, decisiva, pero no es para cualquier candidato.

El voto de los jóvenes puede definir las elecciones del 1 de julio de 2018, en el país hay un aproximado de 26 millones de votos de jóvenes de los 18 a los 29 años. Se estima que un millón 700 mil llegan apenas con los 18 años de edad cumplidos y votarán por primera vez.

Ahí está ese cúmulo de votos, pero es difícil alcanzarlo.

Desinterés, apatía, hartazgo y decepción conforman una barrera que hace muy difícil alcanzar a estos electores.

Los partidos políticos y los candidatos van por ellos, pero desconocen cómo llegarles.

Algunos le apuestan a las redes sociales, total los jóvenes se manejan en esas aguas de manera muy natural. Pero las redes son utilizadas para divertirse y muchos lo último que hacen es buscar mensajes políticos o consultar las campañas de los candidatos.

Mientras tanto, las campañas de los candidatos cubren el expediente y lanzan sus “redes” en las redes, la información está ahí y quizás caigan algunos jóvenes. Pero no hay método y nadie tiene la respuesta sobre cómo se van a comportar.

Las redes sociales son un campo virgen para los aspirantes a los puestos de elección. No hay reglas para delimitar su accionar, como en las campañas tradicionales. Pero tampoco existen las condiciones para tener la respuesta a todas las preguntas.

En otros países, las redes sociales han servido para darle forma a movimientos que tomaron dimensiones muy serias, como en Egipto, Venezuela y algunos otros ejemplos. En México surgieron expresiones sociales como el #YoSoy132, el caso de Ayotzinapa y los 43 estudiantes desaparecidos en este sexenio, pero no aparece ninguno en el panorama de la elección de 2018.

Los políticos se han desgastado ante la opinión pública y no son atractivos para la gente y mucho menos para los jóvenes. Y todo esto es producto de los abusos cometidos, la inacción para proteger a los ciudadanos ante la inseguridad y la distancia que cada vez es mayor entre pueblo y clase política.

El hartazgo es grande y difícil de superar. Aún así, las urnas son la mejor alternativa para intentar cambiar cosas en México, en Guanajuato y en León.

Los jóvenes se tienen que motivar para tomar su papel en las decisiones que importan para mejorar su entorno, en el plano municipal, en el estatal y a nivel país.

Que los jóvenes tomen la decisión en sus manos es vital, al final serán ellos quienes heredarán este país y qué mejor que darle forma al futuro con su voto.

andres.amieva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.