• Regístrate
Estás leyendo: Avalancha de informes
Comparte esta noticia

La prueba del ácido

Avalancha de informes

Andrés Amieva

Publicidad
Publicidad

Está por arrancar la avalancha de informes de diputados locales, diputados federales, senadores y alcaldes en toda la geografía mexicana.

"Hice esta propuesta de ley...", "participamos en la ley de...", "nos opusimos a esa propuesta...", "lanzamos un exhorto...", "en mis intervenciones en la tribuna...", uffff, y apenas empieza esto.

Gracias a los acuerdos que los partidos mismos aprobaron en el INE y que con los que ahora se mostraron en desacuerdo, el 8 de septiembre está marcado como el inicio del proceso electoral, por lo que nadie que quiera pelear por un puesto de elección puede rebasar esa fecha con sus informes.

Entonces tendremos tres semanas intensivas de política, resultados, aciertos, propuestas y todo lo "positivo" que hayan realizado en su labor legislativa llenará los medios de comunicación.

Es momento de armarse de paciencia para presenciar los momentos finales en los que los legisladores podrán aprovechar los recursos públicos destinados para sus informes. Digamos que estos actos son los últimos que podrán hacer los políticos con cargo al erario. Aunque bueno, después están las campañas.

Todos los que tienen intención de pelear por un cargo de elección popular se apuran para aprovechar este tiempo, porque después podrían incurrir en actos anticipados de campaña.

Vaya, hay que aprovechar los últimos movimientos del trampolín para llegar más lejos en la alberca. Los informes legislativos son legales, pero "piensa mal y acertarás", es el último impulso para los diputados y senadores para placearse por la tierra natal.

Después pasaremos a la etapa de "los expertos". Aquella en la que los aspirantes aseguran que tienen todo el conocimiento para llevar a cabo una mejor administración que la del que ocupa ese cargo actualmente.

Todos los políticos "tienen la llave" para garantizar la seguridad, la manera de "lograr" financiamiento para tal o cual proyecto y dicen que no se explican cómo el que tiene el puesto no lo ha hecho.

Si tienen la receta ¡pásenla al que está en el puesto!, ¡no sean egoístas!

Los ciudadanos requieren soluciones ya, no que "el que sí sabe cómo hacerlo" se guarde las soluciones para cuando él llegue. Lo malo es que cuando llegan, en cuestión de seguridad la criminalidad empeora y es entonces cuando "el que sí sabía" le toca tragar sapos y ser señalado desde la oposición o desde sus adversarios de su mismo partido. Cuento sin fin.

Es momento de presenciar el Vals de los Políticos, todos saben bailar, se esmeran en la pista, nadie rompe las reglas, se divierten y a los ciudadanos nos toca ver. ¿Hasta cuándo?, eso lo decidimos nosotros.

andres.amieva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.