• Regístrate
Estás leyendo: Maten al periodista
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 09:14 Hoy

Ojo por ojo

Maten al periodista

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Por supuesto que estoy indignado por el asesinato de Javier Valdez y por el de muchos otros periodistas, pero hay cosas que no entiendo.

¿Por qué vamos y protestamos ante la Secretaría de Gobernación?

¿Por qué le estamos pidiendo mejores condiciones de seguridad a las autoridades?

¿Por qué queremos que el Presidente nos resuelva este problema?

¿No nos estaremos confundiendo? ¿No nos estaremos aprovechando de esto para que ciertos grupos lleven agua a sus molinos? ¿No será demasiada vanidad?

¿Quién le dice usted que al inmenso Javier Valdez lo mató el crimen organizado y no algún político que, aprovechando las amenazas, se pasó de listo?

La historia de esta gran figura de la prensa mexicana es terrible, pero no es mejor ni peor que las de muchos otros periodistas ni más o menos importante que las de otras personas ajenas a los medios de comunicación.

¿A usted no se le hace medianamente incongruente ir a pedirle ayuda a las autoridades cuando muchos de los peores enemigos del gremio periodístico son del gobierno?

¿Qué esperan, los que protestan, que hagan nuestras autoridades? ¿Que les pongan guardaespaldas? ¿Cuántos?

¿A qué reporteros sí y a qué reporteros no? ¿En qué coberturas? ¿Bajo qué condiciones? ¿Por qué a los reporteros sí y a los editores, colaboradores y caricaturistas no?

¿Quién va a poder trabajar en semejantes circunstancias? ¿Cómo esperamos que exista una prensa libre cuando pretendemos nada más y nada menos que el gobierno arrope a los periodistas de toda la nación?

Tan sencillo como esto: ¿por qué ningún editorialista se ha atrevido a cuestionar los recursos con los que nuestras autoridades van a mejorar las condiciones de trabajo de la prensa?

¿A poco no van a salir de los impuestos de todos los mexicanos, como luego salen otras partidas que los medios gozan cuestionando y criticando?

¿Se da cuenta de todas las broncas que hay detrás de esto?

Los periodistas en México estamos solos y no, no lo digo por la supuesta falta de solidaridad que existe en el gremio y que tanto se ha mencionado en los últimos días.

Lo digo por nuestra soberbia, por nuestra egolatría, por la distancia que nosotros mismos hemos marcado con las audiencias.

Salvo muy contadas excepciones, los periodistas mexicanos trabajan para ellos mismos, se creen poderosos, hablan su propio idioma, desprecian al público.

Sí, en muchos casos las multitudes los siguen, pero eso no significa que los quieran.

Al contrario, los lectores, los radioescuchas, los televidentes y los cibernautas los odian, los acusan de chayoteros y gozan desprestigiándolos a la menor provocación.

Si en verdad queremos que las cosas cambien para los periodistas de este país lo primero que debemos hacer, más que pedirle ayuda al gobierno, es reconciliarnos con las audiencias, crear un vínculo con ellas, atenderlas.

Si el público no nos respeta, ¿cómo queremos que lo haga el crimen organizado? ¿Cómo queremos que lo hagan nuestros enemigos políticos?

¿A usted no le duele que los reclamos por la muerte de personajes como Javier Valdez vengan de la prensa y no del público consumidor de noticias?

A mí, sí. Mucho. Y ahí está la nota, no en Gobernación. ¿O usted qué opina?

¡atrévase a opinar!

alvarocueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.