• Regístrate
Estás leyendo: López Obrador, como si ya estuviera gobernando
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 02:43 Hoy

Ojo por ojo

López Obrador, como si ya estuviera gobernando

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Todavía no toma posesión Andrés Manuel López Obrador y ya es como si estuviera gobernando.

Todas las agendas de todos los noticiarios de México giran alrededor de él. Todos los debates que se organizan giran alrededor de sus decisiones, de sus declaraciones, de sus reacciones.

Andrés Manuel López Obrador por aquí. Andrés Manuel López Obrador por allá.

¿Y Peña Nieto? ¿Se acuerda usted de él? Todavía vive en Los Pinos. Todavía es el Presidente y lo va a ser hasta el 1 de diciembre.

¿A usted no se le ha ocurrido pensar que don Enrique todavía tiene cosas qué hacer?

Evidentemente, no es el personaje más popular de México después de que en las campañas lo amenazaron hasta con crearle una fiscalía especial que lo investigara por la casa blanca y un montón de cuestiones más.

Pero le guste a quien le guste o le moleste a quien le moleste, el señor sigue encabezando el Poder Ejecutivo de la nación y de aquí a diciembre todo puede suceder.

Desde cuestiones básicas de seguridad hasta la redefinición del Tratado de Libre Comercio.

¿Qué clase de país vamos a ser al 1 de diciembre? ¿Qué México se le va a entregar a la nueva administración?

Me preocupa el giro que están tomando las cosas a nivel información, porque quitarle el reflector al Presidente significa permitirle cualquier cosa y porque a fuerza de estar machacando la figura de López Obrador, lo van a chotear.

Si las cosas siguen como hasta ahora, El Peje va a llegar quemadísimo a su toma de posesión y Peña Nieto se va a retirar como el héroe que México esperaba.

Faltan meses para que don Andrés Manuel despache como presidente y sus planes de acción ya son del dominio público, ya son analizados, celebrados y atacados por la opinión pública.

¿A nadie se le ha ocurrido pensar que las personas, las empresas y las instituciones que se van a ver afectadas por sus cambios podrían moverse, blindarse o vengarse de aquí a entonces?

¿Qué hubiera pasado, por ejemplo, si hace seis años los mexicanos hubiéramos sabido, con anticipación, todo lo que Peña Nieto anunció en Palacio Nacional durante su primer mensaje a la nación?

¿Usted cree que se hubiera movido como se movió durante los primeros años de su administración con todas esas obras, con todas esas reformas y hasta con lo del combate al hambre?

A Rosario Robles no la hubieran dejado repartir ni un litro de leche.

Una cosa es la transparencia y otra la indiscreción. El Peje y sus colaboradores, tal vez por la emoción, tal vez por soberbia, están pecando de indiscretos.

Resultado: cada vez hay personas más asustadas porque asumen que las van a correr o que les van a bajar el sueldo, y cada vez hay más pretextos para ponerle obstáculos a todo. ¡A todo!

La educación no va a estar bien. El turismo, tampoco. Las relaciones con Estados Unidos, menos. La descentralización, imposible.

A fuerza de tanto talk show en tanto canal de televisión y en tanta estación de radio, cada vez son más las dudas que las respuestas.

Los medios son los medios. Tienen hambre. Quieren rating. ¿No habría manera de administrar la información de otra forma?

¿No habría manera de cerrar la presidencia de Enrique Peña Nieto antes de iniciar la de Andrés Manuel López Obrador?

¡atrévase a opinar!

alvarocueva@milenio.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.