• Regístrate
Estás leyendo: Una afrenta contra Televisa y Tv Azteca
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 00:47 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

Una afrenta contra Televisa y Tv Azteca

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Río suena, noche es una afrenta directa contra Televisa y Tv Azteca. ¿Por qué? Porque es el gran programa que Claro Sports le está ofreciendo a nuestro país a través de la televisión abierta pública nacional, específicamente a través de Canal 22.

Mucho ojo con esto, porque es televisión abierta, la menos elegante, la que va por el rating.

Y es Canal 22, un caso insólito en la industria de la televisión mexicana.

Estos señores, en contraste con otras frecuencias públicas como la de Canal Once, por asuntos que tienen que ver con su definición legal, pueden vender, pueden hacer negocios.

¿Se da usted cuenta de lo que va a suceder ahí? Lo mejor o lo peor, las ganancias o las pérdidas, la competencia o la resignación.

Como muchas personas saben, Río suena es la marca con la que Claro Sports está etiquetando sus grandes producciones olímpicas.

Luego le voy a escribir de la de la mañana y de la de mediodía. Centrémonos en la de la noche.

¿Qué es? El típico programa de revista que todos los canales de televisión abierta hacen alrededor de un evento como los Juegos Olímpicos.

¿Cuál es la diferencia? Una noción mucho más realista a la hora de la producción, un liderazgo que marca y un esfuerzo por darle la vuelta a lo que los anunciantes mexicanos están dispuestos a patrocinar.

¿A qué me refiero cuando le hablo de una noción mucho más realista a la hora de la producción?

A que los directivos de Claro Sports, en lugar de tirar dinero a lo bestia en foros, escenografías, luces, vestuarios y conductores como los de La jugada del Mundial y Aztecarioca, se vieron más prudentes.

¿Esto es bueno o malo? La mejor respuesta siempre la va a tener usted. Yo le pregunto:

¿Qué es lo importante cuando se cubre un evento deportivo de este tamaño?

¿Que veamos animales y barcos en los escenarios o que se hable de las competencias?

¿Que veamos a 40 conductores que no son nada sin efectos especiales o que tengamos a dos expertos desarrollando contenidos?

¿Qué es más efectivo en términos de negocios? ¿Invertir mucho para ganar poco o invertir solo lo necesario para ganar mucho? Piénselo.

¿Qué le trato de decir cuando utilizo la expresión liderazgo que marca?

Que aquí, en contraste con lo que tuvimos en las últimas coberturas de Televisa y Tv Azteca donde no había un líder o donde la figura del líder no servía para nada, tenemos a un inmenso Javier Solórzano conduciendo y dirigiendo.

Javier le da unidad a la revista, hace que su estilo permee hasta a las secciones más superficiales y tiene credibilidad, poder de convocatoria. Está haciendo un trabajo digno, inteligente, ameno.

Cuando tiene que preguntar rudo, pregunta rudo. Cuando tiene que divertir a las audiencias, divierte a las audiencias en ese estudio dividido entre lo que normalmente vemos en los late night shows y las mesa de debate.

Lo acompañan Bernardo de la Garza y Alberto Lati. Geniales, pero hay algo que tengo que destacar: Lati está brillando como nunca en su vida.

Es increíble lo mucho que un buen comunicador puede hacer cuando se lo permiten como se lo están permitiendo hoy en Claro Sports. ¡Felicidades!

Entremos ahora a eso de darle la vuelta a lo que los anunciantes mexicanos están dispuestos a patrocinar.

No cometa el error que está cometiendo mucha gente en las redes sociales al decir que en Río 2016 no hay comediantes, mujeres en bikini ni reportajes de color.

¡Por supuesto que seguimos viendo eso y más! Ni todo lo que están haciendo las marcas que están participando en estos Juegos Olímpicos es perfecto, ni todo lo que Televisa y Tv Azteca hicieron en el pasado era una mugre.

Río suena, noche tiene comediantes, bikinis y color, y la razón es muy simple: es lo que piden los anunciantes de la televisión abierta.

Será por tradición, por obsesión o porque sí dan rating, pero estas cuestiones son inevitables para quienes busquen la comercialización.

Lo interesante de las aportaciones que Río suena, noche está realizando en ese sentido es que sus productores están tratando de hacer algo que, sin dejar de ser atractivo, es menos corriente.

El comediante Mau Nieto molesta mujeres en las calles, pero no anda en calzones como Facundo. La reportera Chantal Torres entrevista chicas con pocas ropa, pero luce como toda una reina.

Mis secciones favoritas son las entrevistas especiales, como la que Solórzano le hizo al encargado de la ceremonia de inauguración, los musicales de Ximena Sariñana cantando con los talentos de Brasil y los reportajes de color de la gran Laura García.

Además de la llamada sorpresa y la participación de una vidente que, si en lugar de confrontar sus pronósticos con los de Bernardo y Lati se dedicara a dar únicamente sus pronósticos, se podría convertir en El Pulpo Paul de Río 2016.

Busque Río suena, noche. Es una afrenta. ¿A poco no?

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.