• Regístrate
Estás leyendo: Televisión verdadera
Comparte esta noticia

El pozo de los deseos reprimidos

Televisión verdadera

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Así como en los cuentos de hadas existe el amor verdadero, en la industria de la comunicación también existe, la televisión verdadera.

¿Cuál es? La que existe más allá de los intereses comerciales, la que se hace con el corazón, con pura gente buena, feliz, relajada, que da el 100.

Aunque usted no lo crea, esto existe y el miércoles lo pudimos constatar.

¿Con qué? Con la transmisión del programa especial del décimo aniversario de Cinescape del canal MexiquenseTv.

Cinescape es televisión verdadera, uno de los títulos más entrañables de toda la industria de la televisión mexicana.

Seguramente usted también lo conoce y lo sigue. Es un programa de cine conducido por el gran Rolando Martínez.

¿Qué tiene esto de importante, de atractivo? Mucho.

En México casi no existen los programas de cine. ¿Por qué? Porque la gente de las grandes cadenas privadas dice que cuando alguien habla de películas les está haciendo publicidad y que eso, si no se cobra, no se hace.

Y porque los señores de la televisión pública son tan, tan, tan, pero tan "cultos" que ni en sus peores pesadillas se rebajarían a hablar de los estrenos del cine comercial. Les podría dar roña.

A esto súmele que en este país, si usted levanta una piedra, aparece un crítico de cine.

La bronca es que, salvo honrosas excepciones, tal parece que se trata de gente particularmente dañada que, en lugar de amar esta industria, la odia.

Cinescape es un milagro porque habla de cine, de todo el cine, pero desde la perspectiva del amor, de alguien que goza yendo a las salas cinematográficas, sacándole lo mejor lo mismo al estreno más frívolo de Hollywood que al más denso del festival más independiente del planeta.

MexiquenseTv, el canal del gobierno del Estado de México, no solo le está haciendo una gran aportación a quienes hacen cine y ven cine, le está poniendo la muestra al resto de los medios públicos de la nación.

Sí se puede hacer un programa bonito sobre esto, un show donde la información fluya sin la necesidad de que haya transacciones económicas, un espectáculo que funcione.

Cinescape funciona tan bien que lleva diez años al aire, llega a Estados Unidos a través de la frecuencia de Mexicanal y tiene cuerda para rato.

Desde 2005 estos señores han dado las mejores notas de su fuente, han entrevistado a la crema y nata del cine nacional e internacional, han viajado por ene países, han cubierto cientos de alfombras rojas y hasta han estado presentes en el rodaje de muchas y muy importantes cintas.

Pero fíjese lo que le voy a decir: Cinescape se hace como con dos pesos.

Y así, casi sin dinero, ha hecho más que el más caro programa de espectáculos o que el más sofisticado noticiario de toda la televisión privada mexicana.

¿Cómo ha sido posible esto? Primero, gracias a la apertura del Sistema Mexiquense de Radio Televisión. Segundo, por el apoyo de la Dirección de Televisión de este sistema, de Mexiquense tv.

Tercero, por el respaldo de un equipo formidable de gente que se ama como la más sólida de las familias. Y cuarto, por la luz de Rolando Martínez.

Este señor es uno de mis más grandes ídolos, un joven que ha perseguido sus sueños a base de estudios, trabajo y honestidad, un hombre cálido, educado y transparente capaz de contagiarnos el amor por lo que hace.

Y no sabe usted qué tipo tan más sencillo, sin poses, sin aspavientos. Es un honor que la televisión mexicana lo tenga entre sus filas.

Si usted, como yo, vio la transmisión del miércoles pasado, seguramente también se emocionó al verlo tan joven y sin más recursos que su entusiasmo, luchando por hacer uno de los mejores programas de cine de toda América Latina.

Todo fue tan hermoso. Desde esa idea que Rolando y sus amigos tuvieron de arrancar aquello con una especie de sketch que parodiaba los orígenes de Cinescape hasta la llamada telefónica de Eruviel Ávila, el gobernador del Estado de México.

¿Cuántos gobernadores de cuántos estados se toman la molestia de ver los programas que se hacen en su propia televisión?

¿Cuántos tienen la humildad de marcarle a un programa de espectáculos, no a un noticiario, para felicitar a su conductor? ¡Cuántos!

Para que se dé cuenta de la clase de monstruo que es Rolando y la preciosidad de show que es Cinescape.

Pero espérese, porque no le he dicho nada. Casi todo MexiquenseTv estuvo ahí, desde los más altos directivos hasta los más humildes colaboradores pasando por invitados especiales, compañeros del pasado, del presente.

¿Y sabe a qué fueron? A comer pastel, a dar amor.

¿Ahora entiende cuando le digo que así como en los cuentos de hadas existe el amor verdadero, en la industria de la comunicación también existe la televisión verdadera?

Cinescape es televisión verdadera. Cinescape es un acto de amor.

¡Feliz aniversario, señores! Diez años son un buen principio. ¡Vamos por más!


alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.