• Regístrate
Estás leyendo: Televisa, Tv Azteca y el sorteo del Mundial
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 09:30 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

Televisa, Tv Azteca y el sorteo del Mundial

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

El viernes sucedió algo muy delicado en la televisión de este país: tuvimos el sorteo del Mundial de Futbol Rusia 2018.

¿Y? ¿Qué tuvo esto de delicado? Mucho, porque lo que debió haber sido la lucha a muerte entre nuestras tres cadenas terminó en una suerte como de decadencia política.

Así como en la carrera presidencial tenemos una crisis de partidos, en la lucha por el rating estamos “pal arrastre”.

Para empezar, Imagen Televisión está como de adorno. Esta, que debería ser una oportunidad histórica para comerse al país, no es nada. No les interesa.

Resultado: quedamos en manos de Televisa y Tv Azteca. ¿Y qué pasa con Televisa y con Tv Azteca? Lo mismo que entre las principales fuerzas políticas de la nación: en lugar de oponerse, se complementan.

Televisa fue magnífica para venderse, para echar choro sobre su optimismo corporativo. ¿Y el futbol? Bien, gracias. Todo lo hicieron espantoso.

A pesar de que iniciaron con una entrevista exclusiva con Osorio desde la alfombra roja, nomás acabó el sorteo se vinieron abajo.

Todo su trabajo, lejos de ser televisivo, fue radiofónico y, lo más patético, su tan cacareado optimismo se derrumbó y, como ellos mismos dijeron, “comenzó el sufrimiento”.

¡Para qué prometen cosas que no van a cumplir!

Tv Azteca, por su parte, fue pésima para venderse. ¡Y mire que llevan días posicionando su marca “El canal del Mundial”!

Lo interesante es lo que vino después: ¡Qué manera de hablar de futbol, de analizar y de producir televisión deportiva!

Lo que a Televisa le falta a Tv Azteca le sobra y viceversa, pero ninguna termina por hacer historia. ¿O usted qué opina?

Cambio radical

A usted le consta que llevo años diciéndole que no existe, en el mundo entero, un espectáculo más fantástico que The Victoria’s Secret Fashion Show.

Bueno, pues el viernes sucedió lo nunca antes visto: Azteca 7 nos sorprendió ofreciéndonos este evento mucho antes que los cables (TNT lo va a llevar hasta el 11 de diciembre).

Y en lugar de hacer lo de siempre (transmitir el programa como película porno muy tarde por la noche y sin ninguna aportación), en esta ocasión se volaron la barda.

¡Nos llevaron a The Victoria’s Secret Fashion Show! ¡Nos llevaron a Shanghái!

¿Qué significa esto? Que programaron bien, en un horario mucho más accesible (22 horas), y que se atrevieron a producir, a vender.

Por un lado, se llevaron a los periodistas Roberto Ruiz y María Alejandra Molina a conducir desde allá, como si se tratara del Oscar.

Y, por el otro, los pusieron a contextualizar el evento, a profundizar sobre su sede.

Los llevaron a las tradiciones orientales y a los nuevos rascacielos de China. ¡Por primera vez en la historia de esta fiesta, el gran público de la televisión abierta entendió el evento, se quedó con algo!

Fue maravilloso. ¡Felicidades! Por si esto no fuera suficiente, la señal oficial de The Victoria’s Secret Fashion Show fue una locura de diferente.

Yo no sé si fue por el impacto de estar en un lugar tan vivo como Shanghái o porque sus responsables han decidido trabajar para audiencias mucho más dinámicas, pero el resultado fue un prodigio de belleza y de modernidad.

Ojalá que hay repeticiones porque The Victoria’s Secret Fashion Show 2017 fue lo máximo. ¿O no?

Mi Premio Ser

El jueves pasado me dieron el Premio Ser por “honor, lealtad y entrega a México” y estoy que no quepo en mí de la emoción.

Primero, porque éste es un galardón muy especial que reúne a lo mejor no sólo del deportes y el espectáculo. No, también reúne a lo mejor de la responsabilidad social.

Que Billy Curtis, Jorge Medina y el resto de los organizadores de este evento consideren mi trabajo con un caso de responsabilidad social me halaga profundamente.

Segundo, porque este premio me lo dieron Laura Luz y Jorge Medina.

Laura es una amiga queridísima y Jorge, “El Crítico”, así, con mayúsculas, del teatro en México. Que un crítico premie a otro crítico en este país es insólito, algo que requiere de mucho amor, de mucha solidaridad. ¡No me la creo!

Por si esto no fuera suficiente, en esa ceremonia tuve el placer de ver a mucha gente que quiero y admiro, como a don Pepe Morris, al señor Melquiades Sánchez Orozco, a Gerardo Quiroz, a Vanessa Bauche, a Verónica Langer, a Cynthia Klitbo, a Mauricio Herrera, a Eugenio Montessoro y a un montón de estrellas más.

Y tercero, porque el tema no soy yo, porque el tema no es mi trabajo. El tema es México.

Este país necesita más y mejor televisión. Este país necesita más y mejores críticos de televisión. Este país necesita más y mejores periodistas de espectáculos.

Ojalá que las nuevas generaciones tomen pronto la estafeta, que lo hagan con profesionalismo, con responsabilidad pero, sobre todo, que lo hagan con amor.

Gracias por este reconocimiento y por permitirme poner la nota crítica de la noche. Gracias por el Premio Ser.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.