• Regístrate
Estás leyendo: "Sale el sol"
Comparte esta noticia

El pozo de los deseos reprimidos

"Sale el sol"

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Aunque suene a comercial del PRD, Sale el sol, de Imagen Televisión, es la revista matutina mejor producida de todo México.

La veo y no la creo de tan completa, hermosa, amena, positiva, actual, divertida, profunda y entrañable. Probablemente sea de lo mejor del mundo.

¿En qué me baso para decirle esto? En que por más que he viajado, por más que he visto, jamás me había encontrado con un concepto, de este tipo, hecho así.

¿Así cómo? Con una vastísima diversidad de contenidos, con un riquísimo cuerpo de conductores y colaboradores, con un estudio tan monumentalmente grande y bien aprovechado, y con una dirección de cámaras tan moderna.

Vastísima diversidad de contenidos: aquí usted lo tiene todo en un tono tan cálido que no hay manera de abarcar una sola transmisión, a fondo, en una sola columna.

Riquísimo cuerpo de conductores y colaboradores: Luz María Zetina, Paulina Mercado, Mauricio Barcelata y Carlos Arenas son increíbles por lo que representan, por su manera de llevar la emisión y porque se nota que están cien por ciento integrados.

Y los acompañan personalidades igual de atinadas como Gustavo Adolfo Infante, Marta Susana y Ana María Alvarado, por mencionar solo a unas cuantas.

Estudio tan monumentalmente grande y bien aprovechado: ni en la BBC existe un estudio de ese tamaño para un concepto de esta naturaleza.

Varios canales de televisión, completos, cabrían ahí. ¿Pero sabe qué es lo más sorprendente de todo? Que cada centímetro cuadrado tiene algo, dice algo, sirve de algo.

Dirección de cámaras tan moderna: a diferencia de lo que normalmente se hace en la televisión mexicana donde las escenografías están al centro y las cámaras en las orillas, aquí es al revés. Resultado: ¡una revista en 360 grados!

¿Entonces esto es perfecto? No, hay que perfeccionar asuntos de ritmo y considerar algo fundamental: esto es televisión abierta, no cable o antena directa al hogar.

De repente creo que sus productores se podrían equivocar como cuando Hoy tuvo a Alfredo Adame y Fernanda Familiar en un asunto tan, tan, pero tan elegante, que las audiencias huyeron despavoridas.

Y, lo más delicado, como el mercado de las revistas está saturado y la mayoría de los talentos que salen ahí vienen de otros conceptos similares, es inevitable que se genere una sensación de pan con lo mismo.

Urge platicar esto una y otra vez con el público y los anunciantes. ¿O usted qué opina?

Después de todo

La vida me ha enseñado que cuando la gente de noticias de la televisión abierta nacional dice que no va a hacer noticiarios, el resultado va a ser una auténtica porquería.

Eso es soberbia, inseguridad, ignorancia. Eso es lo que le pasa a Después de todo, el “flamante” noticiario nocturno del nuevo canal Azteca 7.

Entre más lo miro, más me acuerdo de los tiempos en que Ramón Fregoso tenía ese espacio y le daba batalla hasta a Hechos con Javier Alatorre.

Entre más lo miro, más me enojo por el desperdicio de talento y de recursos. No lo puedo creer.

En la publicidad nos dicen: esto no es un noticiario ni un late night. ¿Entonces qué es?

Pues solo Dios lo sabe porque uno ni se informa, ni se ríe, ni se entretiene ni nada.

Son puras notas obvias (“los mexicanos se niegan a dejar Estados Unidos”), atemporales (“¿Cuáles son los santos que veneramos en México?”) y seudochistosas, por no decir cargadas de peligrosos prejuicios (“Supermán, a prueba en la Ciudad de México”).

Y, lo más irónico, salpicadas de elogios sobre el magnífico futuro de la televisión abierta y bajo un esquema de conducción frío, aburrido y sin garra, por parte del otrora excelente Roberto Ruiz y el lanzamiento estelar de las jóvenes Luisa Cantú y Diana Serros.

Eso sí, el estudio es muy bonito y los videos de producción propia son de una belleza espectacular, algo poco usual en la televisión abierta mexicana.

Pero para ver videos bonitos tenemos mil y un plataformas abiertas, de paga y digitales. Para ver noticiarios, buenos noticiarios de televisión abierta nacional, no. Estamos en crisis.

¿Entonces ahí jamás se da una nota como las de Despierta o Hechos meridiano?

Claro que se dan, pocas, pero se dan. La bronca es que a las 20:00 ya todo el mundo se las sabe porque las vio en otros servicios informativos o, por supuesto, a través de las redes sociales.

¿Para qué pasar una hora completa frente a la tele para darle vuelta a lo mismo?

No y ni hablemos de marcar agenda, de dar una exclusiva o de ganarle a otras producciones del mismo corte de otras frecuencias de Tv Azteca porque entonces sí nos puede dar un ataque de la desilusión.

Después de todo es un noti de bajo perfil, justo lo que un canal nuevo no necesita y menos cuando se trata de su único noticiario, de su único espacio para establecer posiciones corporativas más allá de la comercialización. ¿O usted qué opina?

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.