• Regístrate
Estás leyendo: Reto a Tv Azteca, reto a 'MasterChef México'
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 14:59 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

Reto a Tv Azteca, reto a 'MasterChef México'

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Después de haber visto tantos programas tan horrorosos en tantos canales tan malos y de enterarme de que este domingo se va a estrenar la nueva temporada de MasterChef México, créame que estoy furioso.

¿Quién nos garantiza que Tv Azteca no nos va a salir con la misma gata revolcada?

¿Quién le dice a usted o a mí que los responsables de ese reality show no se van a conformar, como los de La academia o La voz... México, y que no van a acabar haciendo una mugre?

A como están las cosas, no me extrañaría que la primera transmisión abriera con Gina, con Alan o con cualquiera de los integrantes de la temporada pasada, haciéndola de co-conductor al lado de Anette Michel para garantizar rating.

E, igual, conociendo a los señores de Azteca 13, ¿a usted no se le haría lógico que después del éxito de participantes como la hermana Flor a esos ejecutivos no se les ocurriera la genial idea de meter a otra monja o a algún sacerdote?

Tengo miedo de que aquello, más que una nueva temporada del que alguna vez fue el mejor reality show de México, sea el refrito del refrito del refrito.

Me da pánico que volvamos a ver a María, la niña de MasterChef Junior, o, en su defecto, a su versión adulta para efectos de comercialización.

La burra no era arisca, la hicieron a palos. Acuérdese de lo que hacían en Desafío de estrellas: se ganaban el cariño de las multitudes con alguien como Erasmo Catarino.

¿Y qué era lo que veíamos a la siguiente temporada? ¡A otro muchacho exactamente con el mismo perfil de Erasmo Catarino!

¡Bueno, hasta con el mismo tipo de ropa! ¡El colmo de la falta de creatividad! ¡Lo peor de lo peor!

¿Qué sigue? ¿Que la chef Betty se pelee con el chef Adrián al aire?

¿Que el chef Benito finja un desplante y abandone la cocina para conmocionar a las redes sociales a través del escándalo?

Este negocio es más sucio de lo que parece y como yo ya estoy harto de que me vean la cara reto públicamente a Tv Azteca a que no haga el ridículo con la segunda temporada de MasterChef México.

Reto a la producción de este programa a que en lugar de repetirse, nos sorprenda, a que nos ofrezca un producto de calidad, a que nos vuelva a poner de buenas con un formato fresco, edificante y creativo.

¿Podrán? ¿De veras sus responsables van a poder superar el casting de gente tan maravillosa que tuvieron en la temporada una?

¿Cómo le van a hacer para dejarnos con la boca abierta?

¿Cómo le van a hacer para poner en alto el nombre de México con cocineros que en verdad representen a los hombres y a las mujeres de todas las generaciones de toda nuestra nación?

Quiero ver eso porque no es lo mismo salir al aire por primera vez en un mercado tan complicado como el nuestro a volver a hacerlo cuando la gente ya los conoce, cuando todas las personas que aspiraron a salir ahí conocieron a detalle las dinámicas y, lo más importante, la personalidad de cada uno de los jueces.

Sí es un reto porque, ¿qué garantía vamos a tener de que los nuevos integrantes de esa cocina, como ya saben, por ejemplo, que a la chef Betty no le gusta el picante, no le van a preparar puras cosas dulces para quedar bien con ella?

¿Qué garantía vamos a tener de que alguien no va a querer copiar a la güera de rancho o de que no se van a repetir las recetas o los emplatados?

No sé usted pero yo estoy cansado de ver siempre lo mismo y más cuando es algo que ya funcionó y regresa a la pantalla.

No se trata de traicionar el formato, de cambiar por cambiar. Se trata de, a partir del formato, llevarnos a nuevas emociones, de evolucionar.

¿Usted cree que esta gente sea capaz de volver a hacernos reír, de volver a hacernos suspirar y de volver a emocionarnos como lo hicieron el año pasado?

Nada más de imaginarme otro arranque en el Centro Ceremonial Otomí, con los mismos chistes, con los mismos comentarios y con las mismas reacciones, me da una flojera infinita.

Se me hace tan complicado que un proyecto de una televisora mexicana vuelva a generar las pasiones del primer MasterChef México a estas alturas de la evolución de los medios y justo cuando todos los canales están cambiando sus parrillas de programación.

Me parece tan difícil que uno, como televidente, se vuelva a encariñar con los participantes como nos encariñamos en 2015.

Por eso los reto. ¿Aceptan? ¿Se atreverían a demostrar que la televisión abierta nacional, contrariamente a lo que se dice en internet, sigue viva, sirve para efectos de comercialización y tiene futuro?

Los veo el domingo a las 20:30 por Azteca 13, justo antes del final de Hasta que te conocí.

Y a usted le suplico que no se vaya a perder el arranque de MasterChef México.

Le juro que si sus cabezas nos quedan mal, como las de otros programas de la misma Tv Azteca o de otras frecuencias, no se la van a acabar la próxima semana. ¿O usted qué opina?

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.