• Regístrate
Estás leyendo: Los ‘ratings’ del INE, Juan Osorio y Miguel Sabido
Comparte esta noticia

El pozo de los deseos reprimidos

Los ‘ratings’ del INE, Juan Osorio y Miguel Sabido

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Perdón por volverle a escribir sobre el tema del primer debate presidencial, pero ayer ocurrieron cosas que me obligan a retomar esta nota.

¿Qué cosas? Cosas como que en la mayoría de los noticiarios de todo México se celebró los altísimos niveles de rating que tuvo esta transmisión.

Se dieron números, millones de personas.

¿Y? ¿Cuál es la bronca? Que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Tener mucho “rating” no significa que aquello haya estado bueno.

¿O qué, los mejores programas de México son los que tienen más rating?

No nos confundamos, el INE no está haciendo Enamorándonos ni Pequeño gigantes. El INE está trabajando para que votemos de manera informada.

Su triunfo no debe ser de “rating”. Su triunfo debe ser editorial.

Además, ¿cómo no iba a ser un cañonazo de rating el debate si estuvo al aire en las pantallas más poderosas de la nación, en el mejor de los días, en el más popular de los horarios y con toneladas de publicidad previa? ¡Cómo!

Cualquier telenovela nocturna de Valentín Pimstein, de la época de oro de El Canal de las Estrellas, tenía más millones de espectadores que todo lo que sumó el INE el domingo pasado. ¡Aguas!

Los ratings no son listas de popularidad. Son cifras que se deben estudiar, son números que solo personas que han sido capacitadas por instancias muy específicas pueden interpretar y aprovechar.

Cuidado con la soberbia, es el peor enemigo de la televisión y se podría convertir en el peor enemigo de nuestra democracia.

Ahí se debe ejercer la autocrítica antes que el autoelogio. ¿O usted qué opina?

Medalla al mérito

A propósito de cuestiones importantes, el lunes sucedió algo fundamental que miles de personas pudimos ver gracias al canal de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Los legisladores, a través de la Comisión de Turismo, premiaron al productor de telenovelas de Televisa Juan Osorio con la Medalla al Mérito Turístico 2018 y lo nombraron Embajador Turístico de la Ciudad de México.

Es la primera vez que una institución de ese tamaño reconoce a un productor de televisión de esta manera.

¿Y por qué lo premiaron? Por sus aportaciones en materia de turismo a favor de la capital del país.

¿Qué aportaciones? Todas las que usted puede ver en las telenovelas, películas y obras de teatro del señor Osorio.

Ni genios como Chespirito o don Ernesto Alonso llegaron a vivir algo así.

¿Cuál es la nota? El giro que está tomando la carrera de Juan Osorio a estas alturas de su vida, el alcance de su trabajo y el reposicionamiento de la televisión como algo diferente.

Tuve el privilegio de ver la transmisión en vivo de esta solemne ceremonia donde también se premió a nuestros más grandes héroes de los terremotos de septiembre y a valiosas instituciones como la Fundación Michou y Mau.

¿Pero sabe qué fue lo más hermoso? Las palabras del señor Osorio.

Le ruego que busque ese discurso porque no fue el típico discurso de un productor de telenovelas, fueron las reflexiones de un hombre que ha vivido, que ama su país y que está dejando un legado.

Juan habló de Gabriel Figueroa, de Jorge Fons, de sus inquietudes personales. Habló como jamás había hablado en público.

¡Felicidades! ¡Felicidades de corazón!

El sabio más sabio

Miguel Sabido es una de las figuras más sabias de toda la historia de la televisión mexicana.

Este hombre, que acaba de cumplir 80 años, cambió el destino de México con sus telenovelas didácticas como Ven conmigo y Caminemos.

¿Por qué le estoy escribiendo esto? Porque mientras que la industria de la televisión mexicana tiene al señor Sabido en su casa, en Bali, don Miguel acaba de recibir un homenaje monumental y cinco premios por sus indiscutibles aportaciones a la televisión global.

Todo esto dentro del contexto del International Social and Behavior Change Communication Summit (la cumbre internacional de comunicación sobre el cambio social y de comportamiento).

Créame que esto es grande, lo nunca antes visto, lo nunca antes logrado. ¡Y lo logró un mexicano! ¡Y lo logró el maestro Sabido!

Don Miguel fue el eje de esta cumbre en donde se habló de cómo se ha logrado reducir el número de homicidios y de cómo se ha combatido con éxito la violencia en contra de las mujeres en algunas partes gracias al “edu-entretenimiento”, gracias a la televisión.

Para que luego vengan y me digan que la televisión no educa. Para que luego vengan y me digan que todo se vale con tal de ganar en rating.

Hoy a las 11:00 horas, en su casa de la colonia Anzures en la Ciudad de México, Miguel Sabido dará una conferencia de prensa convocada por la Academia Mexicana de la Comunicación para hablar de esta experiencia y profundizar sobre lo que está pasando en las pantallas de la televisión nacional.

Yo que usted no me la perdía. Y felicidades por tantos premios. Que vengan más, muchos más.

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.