• Regístrate
Estás leyendo: Oda a la mediocridad
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 16:05 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

Oda a la mediocridad

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Cuando veo Parodiando, noches de traje siento como si me estuvieran mentando la madre.

Qué manera tan más descarada de faltarle al respeto a un público, a un gremio, a una empresa y, en general, a toda la industria de la televisión mexicana.

Si este fuera un país justo, esa mamarrachada, que ni siquiera aplica como reality show, jamás hubiera sido autorizada.

¿Por qué está al aire? ¿Por qué la vemos? ¿Por qué la prensa no dice nada? ¿Así o más agachados?

¿Qué es Parodiando, noches de traje? Me gustaría decirle que es el nuevo programa dominical de gala de El Canal de las Estrellas, un ejercicio de televisión real con el acento puesto en el arte de la imitación, pero la verdad es otra.

Parodiando, noches de traje es lo primero que se le ocurrió a una oficina de producción de Televisa, lo cual implica un caos inmundo donde nadie va a ningún lado, donde nadie entiende nada y donde todo se va resolviendo sobre la marcha.

Por eso luego dicen que los mexicanos somos mediocres. ¡Cómo no van a pensar eso de nosotros en otras partes del mundo cuando ven que éstas son las porquerías con las que nos entretenemos!

Porque calidad no es tirarle millones de pesos a la pantalla como ocurre aquí. Calidad es respeto. La gente de Parodiando, noches de traje no respeta ni las bases de su formato.

Una de las claves del éxito de los reality shows es la generosidad con la que este tipo de emisiones le dan la oportunidad de convertirse en celebridad a personas que no tienen acceso a los medios tradicionales.

Parodiando, noches de traje no le está dando la oportunidad de brillar a nadie.

Su elenco de desconocidos está formado casi por puras personas que ya habían salido en otros Parodiando, como Josselyn Borraz y Gonzalo Zazueta.

¿Así o más claro que los productores de esta mugre se ahorraron hasta el casting? ¿Así o más claro que ninguna persona que vaya a salir ahí se va a convertir en la nueva Consuelo Duval?

Y mucha atención a la expresión medios tradicionales. Internet no es un medio tradicional.

Por tanto, se ve patético que la televisión abierta nacional se quiera colgar de personalidades de YouTube como Los Tres Tristes Tigres para ver si así genera algo a nivel redes sociales.

La única manera de brillar en las redes es siendo espontáneo, honesto. Parodiando, noches de traje no es ni espontáneo ni honesto ni nada. ¡Hasta su presencia en internet es prefabricada!

No sabe usted la rabia que me da sintonizar este concepto, porque me queda claro que Televisa tiene todo para producir maravillas y que el conductor de este programa, Héctor Sandarti, es uno de los mejores presentadores de este país. ¿Entonces?

¿Cuál es la nota? La manera tan penosa como se han relajado las cosas en Televisa.

No puedo creer que un empresa que durante décadas cuidaba hasta el más mínimo detalle, permita las cosas que se ven en Parodiando, noches de traje.

Desde chistes sobre El Chapo Guzmán y el fracaso de nuestra moneda frente al dólar hasta movimientos grotescos y palabras de doble sentido.

Pero hay dos situaciones que no puedo dejar de denunciar porque son de una vergüenza humana: el primer sketch de Luisito Rey y la parodia a Adela Micha y Joaquín López-Dóriga.

Como usted sabe, Luisito Rey es uno de los talentos mexicanos más grandes de internet. Ahora está ahí, en El Canal de las Estrellas.

¿Y qué hizo cuando le pidieron un reto de rutina de comedia? Un comparativo entre la televisión e internet.

Ese numerito hay que rescatarlo y llevarlo a las universidades para enseñarle a las nuevas generaciones la diferencia entre el odio y la comedia.

Luisito Rey se deshizo en odio hacia sus amigos de YouTube como Yuya, hacia sus compañeros de equipo como Facundo y hacia su jefe Emilio Azcárraga.

¿Pero sabe qué fue lo peor? El final, cuando este señor remató diciendo que la televisión es mejor que internet porque "paga más".

¿Sabe usted el mensaje de prostitución que esto nos está mandando?

¿Y qué me dice del "sketch" donde estos genios se pusieron a parodiar a Adela Micha y a Joaquín López-Dóriga en actitudes abiertamente sexuales?

Son Adela Micha y Joaquín López-Dóriga, sus compañeros de Noticieros Televisa.

¿Dónde está su amor por la empresa que les da de comer? ¿Dónde está su más elemental sentido de la unidad corporativa?

No son Los Polivoces imitando, con clase, a Jacobo Zabludovsky. Son unos nadie enlodando periodistas.

Por eso le digo que esto trasciende el ámbito de lo mediático para convertirse en una vergüenza humana, en un cinismo que solo puede ser el resultado de una ausencia de supervisión, algo inimaginable en la vieja Televisa.

¿Ahora entiende cuando le digo que siento como si me estuvieran mentando la madre cuando miro Parodiando, noches de traje? No se vale. Ya es demasiado. ¿O usted qué opina?


@AlvaroCueva

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.