• Regístrate
Estás leyendo: Muchas emociones
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 06:27 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

Muchas emociones

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Definitivamente ayer fue un gran día con los Emmy. Muchas emociones. Mucha fiesta. Ojalá que usted me haya seguido a través de las redes sociales. Aquello estuvo verdaderamente espectacular.

Por lo mismo, mientras enfrío la cabeza, ¿qué le parece si hoy le escribo de dos títulos fundamentales que se acaban de estrenar?

Por supuesto se trata de NCIS New Orleans y de Sobreviviendo al matrimonio, ambas emisiones de A&E.

NCIS New Orleans comenzó ayer a las 22:00 horas y le voy a decir la verdad: no esperaba mucho.

¿Por qué? Porque este concepto se estrenó hace un año en Estados Unidos. ¡Nos llegó con 12 meses de retraso! Y porque es un producto derivado de NCIS. ¡Otro!

Sí, NCIS es una maravilla pero, a final de cuentas, ¿qué nos podría ofrecer de diferente una franquicia ambientada en Nueva Orleans y con otro reparto.

¿Qué nos podría ofrecer de diferente respecto, incluso, a NCIS: Los Ángeles?

Bueno, pues más me tardé en externar mis prejuicios que NCIS: New Orleans en callarme la boca.

Estamos ante un título que parte de algo que hasta sus mismos personajes comentaron en el capítulo de anoche: "Regresamos a lo que conocemos".

NCIS New Orleans es una serie que en lugar de apostar por contenidos extremadamente elevados, como los de la televisión premium de hoy, nos remite a los de la televisión de antaño, a los que eran puro entretenimiento.

Verla es como ver muchas de las mejores series policiacas de los años 60, 70 y 80, solo que con presupuestos mucho más altos y con unos efectos especiales de primer nivel.

Me encantó. Punto. Porque comienza muy convencional, pero se va poniendo buena, se va poniendo mejor y al final nos deja muy satisfechos, muy emocionados, relajados.

Como usted sabe, NCIS es una serie que narra las aventuras de unos agentes especiales de la marina de Estados Unidos.

Su mayor virtud está en que, además de sus magníficos actores, mezcla como nadie lo policiaco y lo militar.

NCIS New Orleans es lo mismo pero en Nueva Orleans.

Sí, ya sé lo que está pensando: ¿Y?, ¿qué tiene esto de interesante?

Que en Nueva Orleans hay una cultura particularmente diferente a la del resto de Estados Unidos.

Estamos hablando de una manera de ser, de creer, de vivir, de interpretar las razas, las clases sociales, la música y hasta la comida que, no solo es atractivísima, es ciento por ciento compatible con lo que usted y yo tenemos en México.

Resultado: una serie que nos puede fascinar y que se podría convertir en uno de los más grandes éxitos de la televisión de paquete básico de nuestro país.

Por si todo esto no fuera suficiente, el reparto de esta joya está encabezado por Scott Bakula, una estrella queridísima en México desde la época de Viajeros en el tiempo (Quantum Leap) y a quien hemos gozado en cualquier cantidad de cañonazos, tanto del cine como de la televisión.

Si usted se quiere divertir con una serie ciento por ciento de entretenimiento y acción, luche por ver NCIS New Orleans todos los domingos a las 22:00 horas por A&E.

¿Qué pasa con Sobreviviendo al matrimonio? ¿Qué es? ¿Por qué es importante?

Se lo voy a explicar así: ¿Se acuerda usted de Matrimonio a primera vista? Fue un reality show que lo cambió todo llevando el tema de las relaciones de pareja a donde jamás se había llevado en televisión.

Matrimonio a primera vista consiguió convocar a una audiencia muy especial y numerosa los viernes por la noche y justo en ese punto, a las 22:00 horas, los directivos de A&E decidieron poner Sobreviviendo al matrimonio.

¿Para qué? Para darle continuidad a ese público con algo que va más o menos en el mismo sentido pero que, además, es increíblemente divertido, aleccionador y profundo.

Se trata de un reality show donde los matrimonios que están en crisis en lugar de ir a platicar a un talk show o de tomar algún tipo de terapia extraordinaria como en Escuela para maridos, son sometidos a actividades extremas tipo La isla, pero peor.

No sabe usted qué cosa tan más salvaje pero al mismo tiempo tan útil, porque después de haber hecho hasta lo que no en una isla desierta, incluyendo arriesgar la vida en más de una ocasión, hasta la pareja más peleada se reconcilia o... ¡se termina divorciando!

Ahí está lo interesante de este concepto, que más allá del morbo, de las aventuras y la adrenalina, nunca deja de ser un glorioso experimento social.

Hágame un favor y hágase un favor, más allá de que usted tenga o no pareja o de que usted está bien o mal con ella: sintonice esta alucinación de reality show y coméntelo con su familia y con sus amigos.

Estoy convencido de que lo va a enloquecer y que se va a convertir en uno de sus títulos favoritos.

Le recuerdo: la cita es todos los viernes a las 22:00 por A&E. Y si puede, busque también sus repeticiones. Se sorprenderá. De veras que sí.

@AlvaroCueva

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.