• Regístrate
Estás leyendo: López Obrador y el futuro de los medios
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 02:48 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

López Obrador y el futuro de los medios

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Esto solo lo saben mis mejores amigos: yo moría por entrevistar a los candidatos a la Presidencia de la República, pero a todos, no solo a uno.

¿Por qué? Porque aunque algunas personas se ofrecieron para acercarme a ciertos personajes, si no le hacía las mismas preguntas a todos, no tenía caso. Yo sí practico la equidad.

¿Cuál es la nota? Que ya ganó Andrés Manuel López Obrador y que a mí me interesa mucho acercarme a él y a su equipo para saber qué van a hacer en materia de medios de comunicación y, si el proyecto vale la pena, ayudarles.

Tenemos un relajo en todo lo que tiene que ver con medios en este país.

Desde despidos injustificados de personalidades como Carmen Aristegui, Brozo y Adela Micha hasta la ausencia total de crítica hacia la figura del Presidente por parte de las plataformas tradicionales.

Me parece demencial que en un país como México todos los días haya alguien en cadena nacional burlándose del presidente de Estados Unidos pero que nadie se atreva de decir algo contra Enrique Peña Nieto.

¿Qué va a pasar en el sexenio de López Obrador? ¿Volveremos a escuchar a Carmen Aristegui en MVS Radio? ¿Recuperaremos la crítica inteligente?

¿Regresaremos a la publicación de los conteos de los muertos por asuntos vinculados al crimen organizado, como en el gobierno de Felipe Calderón, o seguiremos fingiendo que vivimos en Disneylandia mirando decenas de noticiarios retacados de notas de color?

Ojo: no estoy afirmando que vivamos en un régimen de censura, estoy señalando un montón de casualidades que se dieron a nivel mediático de un sexenio a otro entre las dos últimas administraciones y que quisiera saber si se van a corregir de aquí a 2024.

De veras, qué mala onda que a mí nadie me invitó a charlar con cámaras y micrófonos con los candidatos porque yo sí tenía otras cosas qué hablar con ellos.

Se me hace un insulto que ningún periodista de renombre, por el más básico interés de gremio, haya cuestionado a los “presidenciables” sobre el futuro de la libertad de expresión en México, sobre las condiciones de seguridad para quienes nos dedicamos al periodismo y, lo peor de todo, sobre los asesinatos de decenas de compañeros.

¿Por qué nadie se preparó, sacó su calendario y en lugar de abordar a los candidatos sobre puros lugares comunes, no los interrogaron sobre el vencimiento de un montón de concesiones de televisión abierta privada nacional que se van a dar ya, en el próximo sexenio?

¿Será que López Obrador se las va a quitar a los empresarios que las tienen en este momento? ¿Será que se las va a refrendar por muchos años más?

¿A cambio de qué? ¿De los mismos contenidos que estamos viendo en este 2018?

¿Ahora entiende mi interés sobre el tema de la comunicación y la próxima Presidencia?

¿Hacia dónde va a llevar El Peje a los medios? ¿Seguirá permitiendo que los turcos, los brasileños y los latinos de Miami se encarguen de la educación sentimental de los mexicanos o hará algo para que recuperemos la calidad, el impacto y el prestigio de las series y de las telenovelas nacionales?

¿Cómo? ¿Otorgando apoyos económicos tal y como ocurre en otras partes del mundo o invirtiendo en publicidad gubernamental?

¿Se va a acercar a las asociaciones de actores, escritores y directores para estimular la creación de historias originales, protagonizadas por gente de aquí, que vuelvan a poner en alto el nombre de México?

¿Volveremos a ver telenovelas históricas? ¿Sobre qué personajes? ¿Sobre Benito Juárez o sobre Gustavo Díaz Ordaz?

¿Ahora sí se va a construir una videoteca nacional? ¿Un museo de la televisión?

Quiero que alguien me diga si durante los próximos seis años se va a hacer respetar la Ley General de Radio y Televisión, si volveremos a la producción de programas infantiles y si dejaremos de escuchar groserías en los horarios familiares de la televisión abierta privada nacional.

Quiero saber qué va a suceder con la internet en México, con las redes sociales, con los youtubers, con los contenidos religiosos, con los nuevos talentos, con la participación de las mujeres, de los homosexuales, de los indígenas, de las personas de la tercera edad y de la gente con discapacidad en los medios de comunicación.

Quiero que me expliquen qué facilidades se le van a dar a las casas productoras internacionales como Netflix, Fox y HBO para que vengan a hacer más series y más películas a México?

¿Continuaremos viendo narconovelas donde los delincuentes sean los buenos y los presidentes, los malos? ¿Qué es lo que nos van a dar en lugar de eso?

¿Qué va a pasar con los medios públicos y culturales a lo largo de toda la República Mexicana?

¿Seguirán operando en la miseria? ¿Seguirán sin posibilidades de competir contra los grandes?

¡Ah, qué ganas de hablar con el virtual presidente electo! ¡Qué ganas de saber si esto va a cambiar o no!

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.