• Regístrate
Estás leyendo: La última obra maestra de la televisión mundial
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 20:49 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

La última obra maestra de la televisión mundial

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Si a usted le gustan las series, si realmente las ama, está al tanto de las últimas novedades y aspira a ver las mejores, tiene que leer lo que viene a continuación. Por favor tome nota.

El año pasado ocurrió una desgracia de la que todavía no nos reponemos muchas personas:

El canal Space estrenó en noviembre, a años luz de su lanzamiento en Estados Unidos, en un horario infame y en frecuencia de lunes a viernes, Mr. Robot.

¿Cuál es la desgracia? Que millones de espectadores o no la vieron, o la vieron mal.

¿Y? ¿Cuál es la bronca? Que Mr. Robot es una de las mejores series de televisión del mundo, un espectáculo a la altura de Game of Thrones, The Walking Dead, Mad Men y Breaking Bad.

Y no nada más lo digo yo, lo dicen los críticos más importantes de todo el planeta.

¿Por qué le estoy contando esto? ¿Por qué hoy?

Porque esta noche, en punto de las 23:00, Space va a estrenar la segunda temporada de esta obra maestra en capítulo doble, precedido de un programa especial (22:15) y a unas cuantas horas de su lanzamiento en Estados Unidos.

¿Cuál es la nota? Que ahora sí vamos a poder disfrutar de lo nuevo de Mr. Robot como debe de ser, que el canal Space tuvo la humildad de escuchar a sus televidentes y corregir. ¡Gracias!

Por nada del mundo vaya a dejar de ser parte de este fenómeno.

Consulte la guía electrónica de su sistema de televisión de paga por si hubiera algún ajuste en el horario. Asómese a la app Space GO donde, por supuesto, este material también va a estar disponible.

¿Qué es esto? ¿Por qué tanto escándalo? ¿En dónde radica la importancia de este proyecto?

Mr. Robot es, por mucho, la serie de televisión más original, diferente y contrastante de todas las que existen en el mercado.

Seamos sinceros, en este negocio, como en todos, hay tendencias. Que si las series de terror, que si las de fantasía, las policiacas, las de asesinos, las de investigaciones forenses.

Mr. Robot se cuece aparte. Se supone que es la historia de un hacker. Usted sabe, de un tipo que se dedica a meterse a las computadoras de los demás y robar información, a manipularla.

Pero la verdad es que se trata de algo más. Este es el primer show que denuncia y critica con lujo de brutalidad el periodo de esclavitud por el que está pasando la humanidad.

¿Esclavitud? ¿Humanidad? ¿Hoy? ¡No se supone que vivimos en un mundo libre! ¡No se supone que somos dueños de nuestro destino!

Se supone, pero tal y como queda claro en esta serie, todo, desde nuestra vida sexual hasta la política de las más grandes naciones, es controlado y manipulado por gigantescas corporaciones.

La economía es la nueva esclavitud. Nadie escapa del consumo, de las deudas, del tener que trabajar para pagar intereses, del no poder avanzar si los bancos no se lo permiten.

¿Ahora entiende la magnitud de serie de televisión de la que le estoy escribiendo? ¡Y todo esto sin hacer a un lado la emoción, la adrenalina, el entretenimiento!

Por si esto que le acabo de decir no fuera suficiente, Mr. Robot también tiene otra lectura hacia el interior de todos los hombres y las mujeres de hoy.

Nadie es lo que aparenta. Todos, además de lo que somos ante nuestras familias, en nuestros trabajos y frente a nuestras amistades, somos otra cosa, otras cosas.

¿Qué? Entidades con ideas y emociones que solo fluyen hacia adentro, con una muy activa comunicación intrapersonal que, por supuesto, se excita ante la estimulación de las computadoras, de las redes sociales.

Mr. Robot es un concepto que también apela hacia esos mundos secretos, hacia esa comunicación intrapersonal, hacia esas voces interiores.

Fíjese nada más el nivel de este producto, sus contrastes. Tiene toda la perspectiva macro, lo global, pero también toda la micro, lo personal, lo íntimo. ¡Y se funden!

No le voy a vender trama, porque se me haría una falta de respeto para usted y para los creadores de esta joya, pero si en algo ama sus neuronas, la tiene que disfrutar, la tiene que leer.

Deje usted que sus personajes sean la cosa más asombrosa de la industria, que su reparto sea espléndido y que su manufactura, como de cine independiente, rompa con cualquier esquema.

Si a usted le gustan las series, si realmente las ama, está al tanto de las últimas novedades y aspira a ver las mejores, aquí va a encontrar la felicidad, ese espectáculo prodigioso, distinto y creativo que tanto estaba buscando para retar a su cerebro, para retar a su corazón.

Yo no sé si usted vio la primera temporada de Mr. Robot, pero más allá de que la tiene que ver, porque la tiene que ver, debe luchar con uñas y dientes por estar esta noche en el canal Space sintonizando la que tal vez sea la última obra maestra de la televisión mundial.

Hoy, el planeta entero podría volver a ser salvado o hundido por este personaje. ¿O usted qué opina?

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.