• Regístrate
Estás leyendo: La serie más esperada del año
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 10:36 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

La serie más esperada del año

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Mañana a las 21:30, por Canal Once, se va a estrenar la serie más esperada del año: Malinche. ¿Por qué es la serie más esperada del año? Porque desde que Jimena Saldaña, la directora de esta señal del Instituto Politécnico Nacional, la anunció, media humanidad se quedó con la boca abierta.

Jamás en la historia de la televisión mexicana alguien se había atrevido a contar la vida de éste, el personaje más polémico de nuestra nación.

Estamos hablando de La Malinche, de nuestra madre, de la traidora, de la víctima, de la mujer que le entregó México a los españoles, de la puta, de la santa, de “La chingada”.

Estamos hablando de una bronca que no termina nunca.

Por si esto no fuera suficiente, tenemos cualquier cantidad de implicaciones históricas, sociales, raciales, religiosas, antropológicas y de género en un momento en donde cualquier cosa que se diga o que se haga va a molestar a alguien, y de un producto necesariamente caro.

¿Sabe usted lo que se requiere para reconstruir México-Tenochtitlan, para mandar hacer esos barcos, ese vestuario y todo lo que se tiene que manejar a nivel investigación, accesorios y maquillaje?

¿Ya se puso a pensar en la capacitación que se le tuvo que dar a los actores para el manejo de su expresión corporal, para el uso de nuestros instrumentos ancestrales, para el empleo de armas y para mil cosas más? ¿Ahora entiende cuando le digo que ésta es la serie más esperada del año? Ni Netflix, ni HBO ni BBC se habían atrevido a tanto.

Ésta es una historia que se tenía que contar, una serie que se tenía que realizar y qué bueno que los primeros en hacerla somos los mexicanos, qué sensacional que Canal Once haya tenido esta disposición y qué maravilla que la gran productora de este concepto sea Patricia Arriaga Jordán.

Como usted sabe, Patricia, con su casa Bravo Films, ha sido la responsable de enormes trabajos como XY, Juana Inés y Réquiem por Leonora Vicario más diferentes producciones de corte histórico como Porfirio Díaz: 100 años sin patria y El asesinato de Villa: la conspiración, para grandes corporaciones globales como Discovery. Malinche es la consolidación de su carrera, un producto exquisito que yo ya tuve el privilegio de revisar y que considero una obligación para todo el pueblo de México y más allá.

Ojo: por nada del mundo se vaya usted a imaginar una bioserie como la de Luis Miguel, Juan Gabriel o Jenni Rivera, o una serie histórica como Rome, The Tudors o The Crown.

Malinche
es, por sí misma, la creación de un formato. Son cinco capítulos de una hora bordados a mano con una estructura dramática ideal para que las audiencias del siglo XXI puedan dimensionar a esta mujer, apreciar su psicología, entretenerse, apasionarse y entender conflictos que se prolongan hasta la actualidad.

Cuando usted la comience a ver, como me pasó a mí, se va desconcertar. Esto no se parece a nada que hayamos visto antes. ¡A nada! Los personajes de repente hablan en un idioma. Luego en otro, posteriormente en otro, en otros. Y la narrativa audiovisual no es ni occidental ni oriental. Es prehispánica.

¿Qué le trato de decir con esto? Que si los antiguos mexicanos hubieran hecho televisión, la hubieran hecho como Patricia Arriaga la está haciendo en Malinche.

¿Cómo? Con esos encuadres, con ese ritmo, con esos parlamentos, con esa música. No sólo estamos viajando en el tiempo para contar la historia de Doña Marina.

Estamos viajando en el tiempo para inventar un lenguaje, para crear una visión, para imaginar la mirada de nuestros ancestros antes, durante y después de La Conquista. Ver Malinche es como leer la poesía de Nezahualcóyotl pero, al mismo tiempo, es mirar los cuerpos mutilados, conmoverse ante la dulzura de nuestras mujeres, sorprenderse con los horrores que vivían nuestros antepasados y enamorarse de nuestras raíces. Es un espectáculo que nadie se debe perder con prodigiosas actuaciones de talentos como José María de Tavira (Rosario Tijeras) y Luis Arrieta (Paramédicos).

Y con el lanzamiento estelar en México de un inmensa actriz guatemalteca de nombre María Mercedes Coroy que trascenderá como nadie después de protagonizar este título. Malinche es muy buena, compleja y diferente. No se la vaya a perder.

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.