• Regístrate
Estás leyendo: Historia y turismo
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 15:03 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

Historia y turismo

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Llevo varias semanas gozando como enloquecido con Drunk History Latinoamérica, la versión para nuestra región del famosísimo formato estadunidense del mismo nombre.

Se transmite los lunes a las 22 horas por el canal Comedy Central y estoy convencido de que es la máxima aportación que esa señal ha hecho desde que salió al mercado.

¿Qué es? Un programa de divulgación histórica, algo que, en teoría, debería de ser la cosa más aburrida y solemne del universo.

Pero es exactamente lo contrario, porque los narradores de cuestiones tan delicadas como la conquista de México o el asesinato de León Trotsky que salen ahí, cuando hablan, no están en sus cinco sentidos, están borrachos.

¡Imagínese todo lo que pasa en este concepto! No más héroes como de estampita barata. No más historia oficial.

Aquí tenemos hombres y mujeres irreverentes, con vida sexual y ciento por ciento imperfectos. ¡Divinos!

Por si esto no fuera suficiente, mientras los narradores, que son magníficos comediantes, cuentan su versión de los hechos, algunos de los mejores actores de nuestro cine y de nuestro teatro dramatizan lo que ellos van diciendo entre groserías, chistoretes y ocurrencias de última hora.

Resultado: la experiencia más cómica e inteligente que usted se pueda imaginar.

Son Ana de la Reguera, Roberto Sosa, Marco Treviño, Alfonso Herrera y muchas otras celebridades, enseñándonos más historia que los libros de primaria y que los mejores documentales del mercado.

Usted tiene que verlo para creerlo. Luche por estar ahí aunque sea a través de la App de Comedy Central. Drunk History es ya de lo mejor del año. Se lo juro.

HORRIBLES

A lo mejor usted, con tantos estímulos, no se ha dado cuenta, pero los contenidos históricos son cada vez más importantes en todas las ventanas que integran la industria de la televisión nacional e internacional.

Tenemos desde las producciones propias de History, pasando por las fantasías históricas de algunas series como Vikingos, por dramatizaciones mucho más ambiciosas como Carlos, Rey emperador, por los documentales de ClíoTV y hasta por mesas de discusión como El refugio de los conspiradores.

La explicación del pasado y el entretenimiento a partir de cuestiones aparentemente superadas por el tiempo y el espacio, son lo de hoy.

Yo le quiero recomendar de manera especial, en este sentido, un humilde programa que se transmite intermitentemente en Canal Once y en la señal de Once Niños que se llama Historias horribles.

Es una producción inglesa tan divertida o más que Drunk History donde los chiquitos aprenden a perderle la solemnidad a los contenidos históricos y donde, al final, todos terminamos con más conocimientos y reflexiones que en varias sesiones de la escuela.

A mí me encanta, porque uno se carcajea de principio a fin y porque juega con todas las herramientas del momento: noticiarios, videos musicales, humor negro.

Historias horribles es una joya de la televisión, una producción del más alto nivel que, sumada a la maravilla de Drunk History Latinoamérica, demuestra que tal vez tendríamos que reconsiderar la manera como estamos tocando estos temas en nuestras pantallas.

Busque inmediatamente este programa. Le va a encantar.

XENSES

Siempre ha pensado que los parques de diversiones son parte fundamental del espectáculo y, por lo mismo, estoy de fiesta.

Ayer se hizo la presentación de Xenses, el nuevo parque de Experiencias Xcaret y aquello es la cosa más inteligente y original que a estos señores se les pudo haber ocurrido.

Inteligente porque, a ver, ¿qué pasa cuando vamos de vacaciones a algún lugar como la Riviera Maya? Contratamos hoteles con todo incluido.

¿Y qué sucede cuando uno ya pagó por un servicio así? Pues que lo piensa dos veces para ausentarse del hotel todo el día y volver a gastar en actividades, alimentos y bebidas en algún otro lado.

Xenses es un parque temático diseñado para que la gente lo visite sin alterar esa clase de turismo.

Usted visita el parque, y a mediodía o ya por la noche, regresa a su hotel o a donde quiera para comer o cenar.

Es lo que los especialistas llaman un parque de "medio tiempo". ¡Pero qué medio tiempo!

Ahí es donde entra lo que le decía hace rato de original. Xenses va a ser un parque como no hay otro, dedicado a estimular nuestros sentidos.

El rato que usted esté ahí con su familia en algunas de sus 17 atracciones, estará jugando con la vista, el oído y con otros sentidos que tal vez ni sabía que tenía.

Xenses va a estar en Quintana Roo, justo enfrente de Xcaret, y va a abrir en verano.

¿Cuál es la nota? Que aquí va a pasar algo nuevo y ciento por ciento diferente en materia de espectáculos, algo tal vez tan grande como cuando nació Xcaret hace más de 25 años.

Busque toda la información que pueda. Estas cosas también se tienen que celebrar. ¿O usted qué opina?


alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.