• Regístrate
Estás leyendo: El regreso de Brozo
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 22:18 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

El regreso de Brozo

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Qué curioso, Brozo regresó a las andadas casi al mismo tiempo que Adela Micha: ambos liquidados de Televisa, ambos inmensas figuras de la opinión pública nacional.

La diferencia es que el personaje de Víctor Trujillo no lo hizo a través de un canal profesional de televisión como El Financiero-Bloomberg. Lo hizo a través de YouTube.

¿Y? ¿Cuál es la diferencia? ¡Toda!

Nada que ver entre las técnicas, los lenguajes y las características de una ventana y otra.

En YouTube Brozo puede salir frente a una cortina negra, con muy pocos movimientos de cámara, con el sonido más elemental del universo y no pasa nada.

En YouTube El payaso tenebroso puede decir groserías, tomar posiciones políticas a favor o en contra de ciertos partidos. ¡Puede hasta mentir! E, insisto, no pasa nada.

En televisión de paga, no. Cualquiera de las cosas que le acabo de mencionar sería una desgracia.

¿Pero en qué consistió el retorno de Brozo al mundo del periodismo y del análisis político? ¿Estuvo bueno? ¿Estuvo malo? ¿Vale la pena?

Se lo voy a de ir tal cual: El payaso tenebroso es grande, pero aquí tenemos varios problemas.

Para empezar, el señor jamás se fue de este negocio. A lo mejor lo dejamos de ver en Foro Tv, pero continuó trabajando en la prensa escrita y en las redes sociales.

Esto no representa un retorno y lo que salió la semana pasada no es El mañanero, es un video de 32 minutos, grabado en partes, parecido a los monólogos que este prodigioso comunicador se aventaba, en vivo, en Televisa.

El “en vivo” era fresco. El grabado en partes, no.

Para acabarla de amolar, aunque nos anunciaron El mañanero, aquello no se llama El mañanero. Se llama La galería.

¿Por qué? Porque se supone que forma parte de un proyecto mucho más grande que es una especie de un periódico digital, más o menos queriendo ser como el portal de Carmen Aristegui, y que se llama El mañanero diario.

Por si todo esto que le acabo de decir no fuera lo suficientemente sospechoso y complicado, nos vendieron la idea de que esto iba a salir el lunes 15 de mayo pero no, salió hasta el viernes 19.

A mí no me afecta si Brozo habla bien o mal del presidente, me pone muy mal, como en el caso de Adela Micha, la ausencia de humildad, que no se piense en el público.

¿Por qué El payaso tenebroso jamás se tomó la molestia de presentar bien su nueva propuesta con los nombres exactos de cada uno de sus productos digitales y destacando las direcciones de internet?

¿Qué le hace supone que la gente lo conoce, que lo va a seguir y que lo va a entender?

Tan sencillo como esto: ¿a usted le quedó claro si La galería va a salir todos los días o nada más los viernes? ¿Por qué los viernes y no los miércoles? ¿A partir de qué hora?

Perdón pero no es lo mismo Foro Tv que YouTube y aunque Brozo tiene un cerebro privilegiado y miles de fanáticos, debe entender que esto es el comienzo de otro asunto, en otra plataforma, frente a un montón de audiencias diferentes y que 32 minutos en internet es demasiado.

¿Por qué en lugar de querer abarcar tantos temas en tanto tiempo no se queda solo con uno y lo resuelve en cuatro minutos? ¿Qué necesidad hay de querer decirlo todo?

¿Por qué El payaso tenebroso no hace un programa más dinámico, más colorido, pensado ciento por ciento para internet, con otros personajes que muchos recordamos con entusiasmo, como La Reata, y lo concluye en el minuto nueve o diez?

Pero espérese porque le voy a decir lo peor: todos amamos a Brozo por valiente, porque lo que él decía en televisión abierta privada nacional nadie más se atrevía a decirlo.

¿Qué tienen de valientes las cosas que él dijo en el episodio uno de La galería?

¿Qué dijo, lo suficientemente fuerte, como para brillar frente a lo que dicen Chumel Torres, Anonymus y muchos otros youtuberos más?

Ojo, no estoy hablando mal de Brozo. Si alguien lo quiere y lo admira en el mundo de la comunicación soy yo.

Estoy pidiendo que esta gran creación de Víctor Trujillo agarre la onda que va a tener que comenzar desde cero en una ventana donde hay 29 mil hombres y mujeres haciendo lo mismo que él y con mucha más experiencia en el manejo de este lenguaje que aunque parezca improvisado, tiene su chiste.

Brozo es grande, muy grande, pero su retorno no fue precisamente el más claro, fuerte y ordenado del mercado aunque, como es lógico, le haya ido muy bien con los números. ¿O usted qué opina?

P.D. Quiero aprovechar este espacio para felicitar a Canal Once por la gloriosa transmisión, ayer domingo, de la ya tradicional carrera atlética del Instituto Politécnico Nacional.

Fue un derroche insólito de talento y de producción, desde diferentes ciudades, para un evento de esta naturaleza y más tratándose de un humilde medio público de una institución educativa.

Enorme el profesionalismo de todos. De todos. ¡Felicidades!

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.