• Regístrate
Estás leyendo: El Oscar y la gente comprometida
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 01:19 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

El Oscar y la gente comprometida

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

A la memoria de María Rubio

Yo no sé qué fue lo que pasó entre Susana Moscatel y Tv Azteca ni me interesa amarrar navajas, pero aquí está sucediendo algo importante.

Antecedentes: cuando la televisora del Ajusco le quitó los derechos del Oscar a Televisa, consiguió que el evento brillara como nunca.

A veces con situaciones mucho muy atinadas. A veces con recursos exageradamente patéticos. Pero los mexicanos nos acostumbramos a ver el Oscar en Azteca 7 y convertimos aquello en una tradición.

Parte de esa tradición era diferenciar lo que se hacía en los cables y en las antenas directas al hogar con lo que se hacía en televisión abierta.

¿Cómo? Escuchando una traducción comentada por gente que se preparaba durante meses como Susana Moscatel.

¿En qué consistía esa preparación? En observar y analizar todas, absolutamente todas las películas y cortos nominados y en entrevistar a sus protagonistas, directores y productores.

El resultado era increíble, porque en lugar de decir “chiste local” como hacían los señores de Televisa, Susana y sus compañeros nos traducían los chistes y nos explicaban por qué de las cosas incluso desde la alfombra roja.

Este año Susana no va a estar en Tv Azteca. ¿Cuál es la nota? Que la señora Moscatel, en lugar de hablar pestes de Azteca Uno, de buscar chamba en la competencia o de encerrarse en su casa a guardar silencio como otros, va a hacer algo admirable.

Va a cubrir la ceremonia a través de las redes sociales y en participaciones especiales en MILENIO Televisión.

¿Por qué es importante esto? Porque aquí es donde uno se da cuenta de quién sí tiene educación y de quién sí tiene vocación en el negocio del periodismo de espectáculos.

Susana no solo nos está demostrando que es una dama, está demostrando que es de verdad, que ama la fuente, que no está dispuesta a quedarse callada, que quiere atender a su público y a mí eso se me hace admirable.

Obvio, MILENIO no tiene los derechos de nada, pero hoy, gracias a la tecnología y a la creatividad de personalidades como la señora Moscatel, a pesar de eso se pueden hacer y decir mil cosas que yo no sé si la nueva Tv Azteca vaya a hacer o decir.

Por favor, súbase a las redes sociales de Susana Moscatel y de MILENIO para que se entere bien de cómo va a estar la cosa. Tengo entendido que hasta va a haber un programa especial en MILENIO Televisión.

El Oscar merece respeto y gente como Susana, más. ¿O usted qué opina?

El nuevo Andrés Bustamante

¿Usted conoce a un señor que se llama Andrés Carreño? Es uno de los grandes genios del cabaret mexicano, el más digno representante de una nueva generación que viene con todo.

¿Por qué lo menciono? Porque Andrés tiene un concepto titulado Cabaret misterio, que es la cosa más maravillosa del mundo. Es cabaret, pero para niños.

¿Usted alguna vez pensó que se pudiera hacer eso? Bueno, pues el señor Carreño no solo lo hace, lo está haciendo como nadie y lo ha convertido en un programa de YouTube.

Cuando lo vea no va a dar crédito del talento de este hombre, de la creatividad con la que maneja los recursos, de su extraordinario sentido del humor perfectamente bien perfilado para que los niños se diviertan ni de algo que se me hace fundamental: la inteligencia de sus contenidos.

En los videos de Andrés Carreño los chiquitos no son tratados como animales de consumo que únicamente ven las pantallas para embrutecerse.

¡No! Son tratados con respeto y como las entidades pensantes que son, y a través de pequeños programas son invitados a reflexionar sobre los grandes temas sociales que, por supuesto, también ven y viven como parte de la realidad.

A mí me emociona mucho ver a Andrés, porque desde los tiempos en que el gran Andrés Bustamante, mi amadísimo Güiri Güiri, hacia a Timo en los años 80 que yo no veía algo así.

De ese tamaño es el señor Carreño, como un nuevo Güiri Güiri, claro, con su propio estilo y objetivos, pero así de inmenso.

El personaje de Andrés en los videos de Cabaret misterio se llama Doctor Misterio y no solo es hermoso, es ciento por ciento carismático, entrañable y chistoso.

Lo invito a que lo descubra y a que lo siga, pero le voy a dar un consejo: comience por un video que se llama ¿Qué es la discriminación?

Es televisión infantil (y para todos) del más alto nivel mundial, algo que debería estar en nuestra televisión abierta privada nacional y en nuestros medios públicos, algo que todos deberíamos mover en nuestros kínders, primarias y secundarias.

No por nada es un material apoyado por el Programa Creadores Escénicos con Trayectoria 2018 de la Secretaría de Cultura y del Fonca.

¿Ahora entiende la magnitud de este trabajo? Por lo que más quiera en la vida, véalo, compártalo y apóyelo como alguna vez alguien vio, compartió y apoyó las primeras obras de un muy joven Andrés Bustamante que cambió la historia de la televisión.

Vale la pena. ¿A poco no?

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.