• Regístrate
Estás leyendo: El futbol americano, ‘La Liga de la Justicia’ y más
Comparte esta noticia

El pozo de los deseos reprimidos

El futbol americano, ‘La Liga de la Justicia’ y más

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Dígame, por favor, que usted también vio el trabajo de Televisa durante la transmisión del juego de futbol americano que se llevó a cabo el domingo pasado en el Estadio Azteca.

Sí, estuvo genial que los Raiders y los Patriots estuvieran en México, pero estuvo todavía mejor lo que miles de personas vimos a través de Canal 5.

¿Qué? Una combinación del tradicional profesionalismo mediático de la NFL con el extraordinario sabor que los señores de Televisa Deportes le imprimieron a ese evento.

Ellos nos hicieron vivir el futbol americano de una manera mucho más cálida, proyectaron el nombre de México de una forma todavía más entrañable y no olvidaron ningún detalle.

Estuvieron en el Zócalo de Ciudad de México, en las redes sociales, con la gente que llevaba máscaras de luchador y hasta con el recuerdo, siempre positivo, de la solidaridad que el pueblo de este país mostró después de los terremotos de septiembre.

Por si todo esto que le acabo de decir no fuera suficiente, el nivel de los comentaristas de Televisa no le pidió nada a nadie.

Al contrario, yo creo que los amigos de la NFL ya quisieran a varios de esos hombres y mujeres para hacer un intercambio antes del Super Bowl que, por cierto, Canal 5 vendió como nadie aprovechando el fenómeno bicultural de ese partido.

¡Felicidades, señores de Televisa Deportes! El domingo pasado nos dieron una cátedra de profesionalismo y eso, en medio de la pavorosa crisis por la que está pasando la televisión deportiva mexicana en este momento tan complicado de cambios, confusiones y payasadas, es como para hacer fiesta. ¿A poco no?

La venganza de DC

Qué buena está la película de La Liga de la Justicia. Está perfectamente bien escrita, hecha y actuada.

Perfectamente bien escrita porque su estructura es redonda, porque no tiene salidas fáciles, cabos sueltos ni truculencias, porque nos lleva de la adrenalina al humor, porque los personajes son redondos, creíble, para todos.

Perfectamente bien hecha porque el nivel de esos efectos especiales es grandioso, porque cuando se trabaja con superhéroes es muy fácil sucumbir a la tentación del exceso porque no, aquí no pasó eso.

La Liga de la Justicia vale cada centavo que usted paga de su boleto.

Y perfectamente bien actuada porque cada uno de los actores que participa ahí transmite, involucra, crea.

Yo amo La Liga de la Justicia porque es clara, porque nos hace soñar, porque nos inyecta un mensaje de esperanza en tiempos oscuros y porque promueve el trabajo en equipo.

Para mí sí era muy importante decirle esto porque de un tiempo a la fecha, hablar de superhéroes se ha convertido en un ejercicio de erudición muy raro donde el juego es que a nada le guste a nadie y no se vale.

Las historietas, caricaturas, series y películas de superhéroes no se hicieron para competir contra las películas independientes, se hicieron para pasarla bien y si pretendemos llevarlas a otro nivel eso dejará de suceder muy pronto.

Luche por ver La Liga de la Justicia pero, sobre todo, por gozarla. Y por nada del mundo se vaya a levantar de su butaca hasta que enciendan la luz.

Cuando vea lo que va a suceder ahí me entenderá y si tiene sangre en las venas, gritará como yo.

Del cine a la televisión

A propósito de La Liga de la Justicia, de felicitaciones y de contenidos de superhéroes yo le tengo que hacer un reconocimiento al canal Warner.

¿Por qué? Porque estos señores, con el pretexto del lanzamiento de esta película, nos regalaron una programación con mil y un películas y programas especiales como para levitar de la felicidad.

Ahí es donde uno se da cuenta que la televisión y el cine pueden ir de la mano.

Ahí es donde muchas empresas debería aprender porque Warner, como nadie, vinculó su pantalla con las salas cinematográficas para contribuir tanto al éxito de La Liga de la Justicia como a la creación de un universo DC Total.

¿En qué me baso para decirle esto? En algo que muchas personas disfrutamos todas las semanas en Warner: la transmisión de las mejores series de superhéroes del mercado.

Warner es el canal de los superhéroes. Warner es el canal de DC. Ahí y solo ahí están las nuevas temporadas de joyas como Supergirls, Arrow, The Flash y DC’s Legends of Tomorrow.

Ahí y solo así se vive con respeto la magia que esta clase de producciones pueden dar.

Lo nuevo de Supergirl es una locura de tan ameno y emocionante.

Los nuevos capítulos de The Flash son de una evolución fantástica donde no hay manera de no sentirse entusiasmado.

Arrow es lo máximo de lo máximo en adrenalina. ¿Pero y qué me dice de DC’s Legends of Tomorrow?

Yo adoro esa serie por su complejidad dramática y de producción. No cualquier canal se avienta una producción de esa naturaleza.

¡Vivan los superhéroes! ¡Viva Warner! Nunca los deje de ver. Nunca deje de soñar. ¿O usted qué opina?

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.