• Regístrate
Estás leyendo: "El Dandy" y las incongruencias
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 13:13 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

"El Dandy" y las incongruencias

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Hoy se estrena El Dandy y yo estoy furioso. ¿Por qué? Por todas estas razones:

Uno, nos la están vendiendo como serie cuando en realidad es una telenovela.

Dos, se trata de una coproducción de Televisa que, en lugar de entrar por los canales abiertos de esa televisora, entra por la frecuencia de paga TNT Series.

Tres, porque cuando llegue a los canales abiertos de nuestra nación, en vez de estar en El Canal de las Estrellas, se va a ir a Canal 5.

Cuatro, porque a partir del viernes se va a distribuir por ClaroVideo en lugar de hacerlo por VEO.

Y cinco, porque es muy buena, un concepto que nadie se debería perder.

Vámonos por partes para que entienda mi furia. Todo el mundo está histérico diciendo que El Dandy es la adaptación a televisión de la película Donnie Brasco.

No nos hagamos tontos, quienes lo están diciendo lo hacen porque eso dice el boletín de prensa. ¿Cuántos vieron Donnie Brasco? ¿Cuántos la recuerdan? ¿A cuántos les importa?

Lo verdaderamente fundamental de este título no es eso, sino que representa una bocanada de aire fresco para la pobre televisión de este país.

Además, por supuesto, de que está llena de las incongruencias empresariales que le mencioné hace rato.

¿De qué trata? ¿Quiénes salen? ¿Cómo la podemos ver?

El Dandy es una historia muy entretenida de una persona como usted o como yo que termina ayudando a las autoridades a capturar a algunos de los peores delincuentes del país.

¿Es una narconovela? No. Es todo lo contrario, pero sin las suspicacias ideológicas de El equipo y La teniente.

Sus protagonistas son puros actorazos como Alfonso Herrera, Damián Alcázar, Sergio Zurita, Gabriela Roel, Dagoberto Gama, Oliver Avendaño, Itahisa Machado y Aleyda Gallardo, a quienes usted, de seguro, identificará por sus trabajos previos en cine, series y teatro.

Esta ficción se va a transmitir a partir de hoy a las 22:45 en el canal TNT Series más su servicio TNT Go.

Por favor, confirme esta hora, porque cada vez hay más broncas con las guías electrónicas de nuestros sistemas de televisión de paga y porque con el ajuste a horario de invierno todo puede suceder.

Pero espérese, porque todavía no acabo. Este concepto se va a transmitir ahí en frecuencia de lunes a jueves, y los viernes llegará a ClaroVideo, antes que a cualquier otra plataforma de distribución de contenidos en línea, para que cada quien la goce a su ritmo.

Yo ya vi este material y le doy mi palabra de que es millones de veces mejor que Pasión y poder, Tanto amor y que cualquiera de las telenovelas nacionales de estreno que tenemos al aire.

¿Por qué le estoy haciendo esta aclaración? Porque El Dandy no es una serie como Grey's Anatomy, American Horror Story: Hotel, Game of Thrones o Sense8.

Es un producto de 70 capítulos, grabado en poco tiempo, que triunfaría aparatosamente si alguien tuviera los pantalones de ponerlo en el horario más importante de alguna señal abierta nacional como la de El Canal de las Estrellas o Azteca 13.

Para no hacerle el cuento largo: es exactamente como tendrían que ser las telenovelas mexicanas hoy.

Es muy divertida, emocionante. Tiene personajes redondos, con vida sexual. Se tocan temas de actualidad, sale el México de verdad.

Y sí, de repente hay situaciones que a lo mejor parecen alucinantes o secuencias que probablemente se pudieron filmar de una manera más eficiente.

Pero así son las telenovelas ahora y si no me cree échele un ojo a lo más reciente que se está haciendo en España, Turquía. Italia, Colombia y Corea.

¿Por qué estoy molesto? ¡Porque no se vale! ¿En qué les afecta a los responsables de esta idea llamarla telenovela y no serie? ¿Se les va a quitar lo "intelectuales", o qué?

Por eso luego nadie les cree ni les compra lo que hacen, porque llevan el prejuicio desde el nombre, porque quieren ser lo que no pueden, porque les da vergüenza asumir su identidad.

Por otro lado, ¿por qué si nuestras televisoras como Televisa son capaces de hacer esto se lo niegan a su público de televisión abierta? ¿Por qué evitan llevarlo a su señal más poderosa?

¿No será porque saben que si funciona la gente les va a comenzar a exigir calidad y eso los sacaría de su zona de confort? ¿No será que es porque tienen miedo?

¿Y lo de ClaroVideo? ¿Cuál es la bronca con eso? Que ClaroVideo no solo es la competencia de VEO, es una marca de Carlos Slim, el gran rival de Televisa, rivalidad que le ha costado mucho a mucha gente.

¿Cómo es posible que ahora Televisa nutra de contenidos a su peor enemigo? ¿De qué sirvió todo lo que sucedió entre ambas compañías?

¿Qué deben pensar el público y los afectados por esta competencia a partir de ahora?

¿Sí me entiende? Esta historia se debería estar escribiendo de otra manera. ¿O usted qué opina?

Mientras lo hace, vea el estreno de El Dandy esta noche. Le va a gustar.

@AlvaroCueva

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.