• Regístrate
Estás leyendo: Crítica al preestreno de 'Outcast'
Comparte esta noticia

El pozo de los deseos reprimidos

Crítica al preestreno de 'Outcast'

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Aviso importante: usted puede leer esta columna con la más absoluta confianza, porque no le voy a contar nada de lo que ocurre en la serie que voy a criticar. Gracias.

Como usted sabe, la industria de la televisión a escala nacional e internacional está pasando por un momento de muchos cambios, de mucha competencia.

Fox, como una de las marcas más importantes del mundo, desde hace meses, tenía un as guardado bajo la manga.

¿Cuál? El estreno de Outcast, la nueva serie de Robert Kirkman, el creador de The Walking Dead.

¿Sabe usted lo que es tener algo nuevo, de este genio, con tantos millones de seguidores, esperando su lanzamiento?

Es una bomba, un éxito garantizado.

¿Y qué hizo Fox? Lo que cualquier televisora hubiera hecho:

Programar con tiempo la presentación de esta pieza para poder llevarla a los grandes mercados del planeta como el Miptv de Cannes, para presumirla en eventos como la Comic Con de Londres y, llegado el momento, sacarla en el mejor de sus canales.

¡Pero qué cree! Las cosas se están moviendo a tal ritmo que si Fox hubiera seguido con esta estrategia, más allá del cañonazo de este título, hubiera quedado atrás de otras empresas y hasta detrás de otras plataformas.

¿Entonces, qué hizo? Cambió todo y hoy, exactamente hoy, va a ofrecerle en exclusiva a las personas que tengan Fox Play el preestreno del capítulo uno de Outcast.

¿Ya entendió lo que le estoy diciendo? Nosotros, en México, desde ahorita, podemos observar el inicio de la serie más esperada del mundo antes de su estreno en Estados Unidos.

Nosotros, en este país de noticiarios y telenovelas, somos tan queridos, importantes y valiosos para Fox que vamos a tener acceso a este material antes que la gente que ya pagó para ver una probadita, por anticipado, en la ComicCon de Londres que es la próxima semana.

Si usted no lo mira es que en verdad está mal, porque le doy mi palabra que hay gente esperando esto desde el año pasado.

Y si no sabe qué es Fox Play, le explico rápidamente: es el sistema de distribución de contenidos en línea de Fox.

Un Netflix, un Blim, un ClaroVideo, pero de la marca de Los Simpson.

Algunas compañías de cable y de antena directa al hogar se lo dan gratuitamente a sus suscriptores, dependiendo del paquete que tengan contratado.

Pero si usted no lo tiene en su sistema de televisión de paga o simple y sencillamente no quiere gastar en un cable o en una antena directa al hogar, lo puede contratar aparte por una cuota de risa loca precisamente como Netflix, Blim y ClaroVideo.

No le voy a dar las instrucciones porque esto no es un anuncio, pero sí le recomiendo que utilice su buscador de confianza, localice la información y tome la más sabia de las decisiones.

Fox Play es un joya y Outcast, una obra maestra.

Sí, ya vi, no uno, varios de su capítulos, y no puedo dejar de levitar de placer. ¡Qué serie tan buena!

¿Cómo se la voy a criticar sin platicársela para no arruinarle la experiencia cuando mire esto ya sea a partir de hoy en Fox Play o en su estreno oficial simultáneo con Estados Unidos el 3 junio a través de los canales del paquete Fox+?

Muy fácil. De la siguiente manera: Usted, como yo, ha visto muchas series de terror, ¿verdad?

¿No le ha pasado que siente que lo ha visto todo? ¿No ha llegado a suponer que ya no es posible inventar algo nuevo?

Bueno, Outcast inventa algo nuevo, pero al igual que lo hizo The Walking Dead con los zombis o The Strain con los vampiros, en lugar de inventarlo yendo hacia el futuro, lo hace yendo hacia el pasado, hacia un recurso que todos llevamos en la sangre, pero que desde hace décadas no se tocaba.

Es sensacional, porque cuando usted lo vea va a gritar: ¡Claro!

Pero, como está colocado en pantalla de una manera tan fuerte y tan distinta, siempre va a sentir que está mirando algo nuevo.

Resultado: como de alguna manera todo el mundo maneja este referente, la empatía es instantánea y aquello se convierte, desde el segundo 2, en un juego lleno de certeza.

Todos sabemos que vamos a ver algo bueno. Todos sabemos que nos va a encantar.

Hay muchos personajes, una narrativa audiovisual que reta lo establecido, un vínculo hiperespecial con el lenguaje de los cómics (que es una de las raíces de este proyecto) y una producción del más alto nivel.

Pero a mí lo que más me fascina de Outcast es que, al igual que The Walking Dead, tiene profundas lecturas sociales.

Hay una crítica muy simbólica a cosas que están pasando en todas partes. Las nuevas generaciones se van a identificar más de lo que imaginan con sus personajes y sus situaciones.

Por favor, si en algo aprecia sus neuronas, luche con todas sus fuerzas por ver hoy, ya, el preestreno exclusivo de Outcast en Fox Play, un regalazo maravilloso de Fox.

Le doy mi palabra de que va a ver el inicio de una propuesta gloriosa. De veras que sí.

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.