• Regístrate
Estás leyendo: Crítica a ‘The Romanoffs’
Comparte esta noticia

El pozo de los deseos reprimidos

Crítica a ‘The Romanoffs’

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Amo la televisión que se la juega, que invierte, que propone, que se atreve, que inventa. Amo la serie The Romanoffs de Amazon Prime Video.

Déjeme le explico para que entienda la magnitud de esta nota: ¿Usted se acuerda de Mad Men? Estamos de acuerdo en que fue una obra maestra, ¿verdad?

Hubo un antes y un después de Mad Men en la historia de la televisión premium y no lo digo nada más por la parte artística. Lo digo a nivel ideas.

¿Qué haría usted si fuera Matthew Weiner, el autor de Mad Men, y decidiera volver a la pantalla?  ¿A poco se iba a conformar con cualquier cosa? ¿A poco se iba a resignar a hacer algo menos fino? ¿A poco iba a retroceder hacia un espectáculo menos ambicioso?

¡Pues claro que no! Especialmente ahora que contamos con tantos medios, con tantas posibilidades, con tantas plataformas.

El resultado es The Romanoffs, su nueva aportación, un concepto imperdible para todo aquel que ame la televisión, para todo aquel que se precie de ser sensible, inteligente, de estar vivo.

The Romanoffs no es ni una serie, ni una miniserie ni una película larga. Es un acontecimiento.

¿Por qué? Porque además de que rompe con todo lo establecido, tiene la producción más internacional y el reparto más maravilloso que jamás se haya reunido en la industria de la televisión. Es como si todos los grandes inversionistas hubieran matado por entregarle su dinero a Matthew, como si todas las estrellas hubieran pagado por estar con él.

Este es un concepto planteado en capítulos largos que desde mediados de octubre se han estado soltando poco a poco, a un ritmo de un episodio por semana, precisamente ahí en Amazon Prime Video.

Cada capítulo se desarrolla en un país diferente, con un elenco distinto y con una propuesta que, aunque tiene que ver con las otras, vale por sí misma como si se tratara de un concierto de voces. ¿Sabe como qué es? Como El decálogo o como Tres colores de Krzysztof Kieslowski pero con la visión global de Alejandro González Iñárritu en Babel. ¿Se acuerda?

Se necesita ser un genio y tener un respaldo económico monumental para lograr algo así a estas alturas de la historia del espectáculo.

Weiner lo consiguió incluso por encima de los escándalos de acoso sexual que aniquilaron a Harvey Weinstein, una de las primeras personas que creyó en este proyecto. ¿Ya va entendiendo el tamaño de serie que es The Romanoffs?¿Pero de qué trata? ¿Quiénes salen? ¿Por qué nosotros, en México, la tendríamos que ver? Pocas cosas pueden ser más apasionantes, adictivas y morbosas que la historia de la familia real rusa, de los Romanov.

¿Por qué? Porque después de todo aquel inmenso poder, después de toda aquella riqueza, no quedó nada o casi nada, porque a los que pudieron los mataron horrible y porque hay cualquier cantidad de leyendas alrededor de sus supuestos descendientes.

Tomando esto como pretexto, Matthew Weiner se propuso decir cosas sobre la vida, el amor, la muerte, el éxito, el fracaso, la riqueza, la pobreza, el ascenso y la decadencia de la humanidad.

Cada capítulo le da seguimiento a un grupo de supuestos descendientes de los Romanov ubicado en un país más exótico que el otro dando por resultado un mosaico de un riqueza insólita.

Riqueza editorial, riqueza cinematográfica. The Romanoffs es ese punto donde la televisión se convierte en arte, donde la gran pantalla chica confirma sus posibilidades estéticas.

Pocas veces se logra esto. Pocas veces podemos ver a estrellas de todo el planeta como Isabelle Hupert (Francia), Aaron Eckhart (Estados Unidos), Annet Mahendru (Afganistán), Radha Mitchell (Australia), Jack Huston (Reino Unido), Karry Bishé (Nueva Zelanda), Marthe Keller (Suiza) y Evgenia Brik (Rusia) juntas en un evento coherente, exquisito, sublime.

Y no le menciono a más figuras porque quiero que usted las vaya descubriendo. Aquí sale mucha gente muy famosa de muchas películas y series que todos hemos adorado.

¿Cuál es la nota? Que también hay actores mexicanos metidos en esto como María Evoli de Falco y Juan Pablo Castañeda de Señor Ávila más muchas cosas que nos involucran como país y como sociedad. ¿A poco no se le antoja?

Luche por ver The Romanoffs en Amazon Prime Video. Le va a encantar. De veras que sí.

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.