• Regístrate
Estás leyendo: Crítica a ‘Midnight, Texas’
Comparte esta noticia

El pozo de los deseos reprimidos

Crítica a ‘Midnight, Texas’

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Si a usted le gustan las series de televisión, pero las series de televisión de verdad, tiene que ver mañana a las 22:45 por el canal TNT Series el estreno de Midnight, Texas. ¿Por qué? Porque es una de las más agradables sorpresas de la temporada, un espectáculo entretenidísimo, con muchas posibilidades. Es una serie de acción, pero también de suspenso, aunque a ratos tiene humor, amor y terror. A mí me fascinó cuando la vi por adelantado porque esto es exactamente lo que se tiene que hacer hoy.

Le voy a explicar: la televisión tiene muchos problemas. En los últimos años, por ejemplo, gracias a la influencia de las nuevas ventanas, a muchos productores les ha dado por dejar de hacer lo que se hacía antes para grabar “series” que se puedan consumir en uno o dos días. Resultado: las nuevas plataformas se comenzaron a llenar de contenidos mediocres y las pantallas tradicionales, como la de la televisión abierta, de grandes fracasos.

Cada ventana tiene su lenguaje, su público, sus presupuestos. Mientras no entendamos esto, decenas de producciones acabarán tronando o perdidas en la inmensidad de la nada y el público batallará cada vez más para encontrar buenos contenidos.

Midnight, Texas es una serie diseñada para la televisión abierta privada nacional de Estados Unidos. No está contaminada ni por Netflix, ni por YouTube ni por nadie más. Por lo mismo, funciona de principio a fin. Se nota que quienes la escribieron tenían encima la necesidad de llamar la atención de todas las audiencias posibles, de impedir que le cambiaran de canal, que interrumpieran la transmisión para ir al baño.

¡Esto es buenísimo! Al final uno se queda con el ojo cuadrado, con una sonrisa de enorme satisfacción en los labios y con ganas de ver más, mucho más. Midnight, Texas es una serie sobre la vida en un pueblo muy pequeño de uno de los rincones más desérticos de Estados Unidos, que es algo así como el refugio de la criaturas más especiales de la creación. Hay vampiros, brujas, ángeles y muchos personajes profundamente interesantes y sensuales reunidos por la llegada del gran protagonista de esta historia, un vidente. Pero un vidente de verdad, un médium, alguien que puede hablar con los muertos, que puede ser poseído por los fantasmas. Midnight, Texas es como una novela de Stephen King pero trabajada por una nueva generación de guionistas y de cineastas. Es como si se hubieran juntado True Blood con Supernatural, Salem, Diablero, Preacher, Banshee, Outcast y la primera Sabrina (por aquello del gato que habla). Se nota que atrás de esto está la mano de Charlaine Harris, una de las escritoras de misterio más socorridas por la industria del espectáculo.

De hecho, ella es la autora de los libros que sirvieron de inspiración para True Blood. Imagínese, por favor, una nueva serie de este tipo pero con todas las posibilidades técnicas y editoriales de esta década e interpretada por estrellas que muchos ya hemos visto en cañonazos como The Borgias, Orphan Black y Spartacus: Blood And Sand. Por favor, apúntelo en su agenda para que no se lo vaya a perder. Midnight, Texas solo va a durar dos temporadas pero dos temporadas, que usted adorará. Se la recomiendo.

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.