• Regístrate
Estás leyendo: Crítica a Juguetón 2019
Comparte esta noticia

El pozo de los deseos reprimidos

Crítica a Juguetón 2019

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Que no se pierda la capacidad de asombro: Juguetón, ese gran evento organizado por Tv Azteca, es motivo de orgullo para todos los mexicanos.¿Por qué? Porque es la campaña de recolección y distribución de juguetes más grande del mundo, porque su credibilidad está por encima de cualquier cosa y porque en esta ocasión juntó 17 millones 493 mil 824 sonrisas. Hoy que todos estamos luchando por sentir, por asumir y por compartir la grandeza de México, celebrar el éxito de Juguetón es algo fundamental.¿Qué otra televisora de qué otro país es capaz de organizar algo de este tamaño, de alimentar el trabajo en equipo con semejante entusiasmo, de recorrer por entero una nación tan grande y compleja como la nuestra y de tener réplicas en lugares como Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Ecuador?

Si esto no es poder mexicano, yo ya no sé qué es. Juguetón es algo tan serio, tan profesional y tan de verdad que Reino Unido, un país particularmente exigente cuando hablamos de controles de calidad, le otorgó el distintivo Great por sus aportaciones. Y es que, como usted sabe, el Juguetón de este año giró alrededor de la cultura británica y lo que se consiguió mostrando las costumbres y la riqueza histórica, artística y social de esa nación fue increíble. La gente donó, aprendió y se divirtió porque, más allá de lo que implica juntar, clasificar, almacenar y mover esa barbaridad de juguetes para que más de 17 millones de niños mexicanos pudieran recibir un regalo el Día de Reyes, aquí hay algo precioso.

¿Qué? Villa Juguetón, una especie de parque de diversiones temporal de más de mil metros cuadrados donde las familias que donaban, así fuera un carrito, tenían el derecho de entrar y divertirse con un montón de atracciones y actividades.Fueron más de 100 mil personas las que entraron entre el 3 de diciembre y el 5 de enero además de todo lo que se hizo a nivel televisión.

Desde lo que miles de espectadores vimos en el programa A quien corresponda del canal 7.2 hasta el banderazo del sábado pasado con Adal Ramones, Claudia Mollinedo y decenas de figuras y ejecutivos de la televisora del Ajusco, pasando por el concierto de ayer en Azteca Uno y un montón de cosas que vendrán de aquí al 12 de enero.

¿Sí se da cuenta? Jorge Garralda, el creador y director de esto, es un genio. Yo solo estoy esperando que le hagan su documental en BBC porque no existe nada parecido en ninguna otra parte, porque objetivamente ni él ni nadie tendría que estar haciendo esta clase de campañas y porque todo lo que hay aquí en cuanto a cifras y logística es una locura. ¡Hasta las Fuerzas Armadas, en todos y cada uno de sus niveles, estuvieron involucradas en el éxito de Juguetón! ¿Así o más claro que esto es hermoso? Y funciona en términos de televisión abierta privada nacional.

Por eso la participación de tantos artistas, por eso la suma de tantas empresas, por eso la participación de personajes que ya son parte de nuestra cultura popular como Ezkimy y Ezkarlet.

Qué bendición que estas cosas se hagan en México y que hayamos podido iniciar el año de una manera tan cálida y positiva. Qué orgullo que el Juguetón de este año haya sido el mejor de todos los tiempos. ¡Felicidades!


alvaro.cueva@milenio.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.