• Regístrate
Estás leyendo: Atención amantes de las telenovelas:
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 03:10 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

Atención amantes de las telenovelas:

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

Está a punto de ocurrir algo importante. ¿Qué? Mi corazón es tuyo, la nueva producción de Juan Osorio que se acaba de estrenar a las 20:20 en El Canal de las Estrellas.

No estoy impresionado, estoy fascinado con esta propuesta.

¿Por qué? Porque le da la vuelta a varios temas fundamentales de nuestra sociedad, sin dejar de contar una gran historia de amor, y porque representa un admirable ejercicio de evolución editorial.

Le voy a explicar: veníamos de ¡Qué pobres tan ricos, un melodrama seriado entonado en comedia que a muchos televidentes nos encantó, porque nos propuso una atinadísima reconciliación entre opuestos sociales.

Mi corazón es tuyo nos está poniendo la siguiente pieza del rompecabezas. Es como si sus responsables nos estuvieran diciendo: ya nos reconciliamos entre pobres y ricos, ahora vamos a reconciliarnos como familia.

Esta nueva telenovela nocturna es un canto a la familia, un proyecto que nos recuerda la importancia de nuestra integración como padres e hijos, como hermanos y hermanas.

Estamos hablando de un título que nos ayuda a entender que hay muchas maneras de concebir los lazos familiares, de extenderlos, de enriquecerlos.

Y es que, a final de cuentas, la familia es la base de todo, lo único que vale la pena, es eso y nada más que eso, en todas sus versiones.

A mí nos se me hace casualidad, por ejemplo, que lo primero que hayamos visto de este melodrama haya sido a una protagonista venerando a su madre muerta y viviendo al lado de una amiga que, más que amiga, es una hermana, tal y como ocurre en la vida real con millones de personas.

E, igual, a mí no se me hace casualidad que Juan Osorio, como productor, lleve varias telenovelas profundizando en el fenómeno de las familias.

Acuérdese de Una familia con suerte (2011) y de la manera como el personaje de Arath de la Torre defendía a los suyos.

Acuérdese de Porque el amor manda (2012) y de cómo, de los estándares tradicionales, nos fuimos metiendo con los papás solteros, con los niños.

Mi corazón es tuyo es la cúspide de esta búsqueda, muchos niños, muchas edades, muchos conflictos pero, al mismo tiempo, muchos temas de actualidad.

Y siempre en positivo, y siempre con bastante sentido del humor, y siempre respetando los valores, y siempre desde una perspectiva popular.

Sí, yo sé que muchas personas están desconcertadas porque la protagonista de esta historia es bailarina exótica, pero si se fija bien, ni baila como bailan las bailarinas exóticas ni nos está dando algo grosero.

Su oficio es un pretexto para abrir el debate. ¿Usted permitiría que a sus hijos los cuidara una mujer que baila en un centro nocturno?

Ojo, esa clase de mujeres también tiene valores, también merece respeto (me siento en Colorina, 1980) y a mí se me hace muy positivo que Televisa nos lo esté planteando.

La razón es simple: mucha gente ataca al consorcio de Emilio Azcárraga por no meterse con temas escabrosos.

Bueno, aquí lo está haciendo y lo está haciendo bien, y cuando le hablo de temas escabrosos no solo hablo de los bailes, ¿qué me dice de otros conflictos sociales como el de los “encharcamientos” en la Ciudad de México?

Haber abierto Mi corazón es tuyo con una secuencia de inundación en microbús no solo fue un atrevimiento en términos de producción, fue una revelación editorial, mostrar un país que no es el que normalmente sale en la televisión.

¿Ahora entiende cuando le digo que está a punto de ocurrir algo importante?

Usted nada más póngase a pensar en todo lo que implicó grabar la escena del “encharcamiento”.

Costos, permisos, riesgos, llamados, iluminación, dirección, ensayos, rodaje, edición, musicalización.

Aquello era cine: una imagen llevaba a otra, se inundó una vialidad, hubo tomas submarinas. ¿Cuándo había visto usted algo así en una telenovela nacional?

¿Y qué me dice de las secuencias de baile en tubo? Silvia Navarro, la gran estrella de este concepto, debe ser la actriz más agradecida del universo porque no solo lo está haciendo o con una maestría insólita, o con un espléndido trabajo de dobles.

Está haciendo algo que jamás hubiera hecho en Quiero amarte, Lo que la vida me robó, La malquerida o el resto de las producciones nacionales.

Ahora, ¿sabe qué es lo más maravilloso de Mi corazón es tuyo?

Que más que una telenovela es como una película para todo público tipo Mary Poppins o como una serie familiar de antaño en el mejor estilo de La niñera, La tribu Brady o Mis adorables sobrinos.

Uno la ve y se pone de buenas con esas travesuras y con personajes tan entrañables como los que interpretan Jorge Salinas, René Casados y muchas, muchísimas figuras más.

Luche por ver Mi corazón es tuyo. Hay una gran inteligencia y una tremenda sensibilidad detrás de ella y se va a poner mejor. De veras que sí. ¡Felicidades!

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.