• Regístrate
Estás leyendo: Morrison oficiará en Cinemex
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 21:02 Hoy

Fusilerías

Morrison oficiará en Cinemex

Alfredo C. Villeda

Publicidad
Publicidad

Con un grado de sorpresa y gran regocijo se ha enterado el fusilero que Cinemex proyectará en breve los 68 minutos del legendario concierto The Doors live at the Bowl ’68, considerado acaso la única de sus tocadas grabada por completo y cuyo productor de audio Bruce Botnick ha remasterizado en lo que llaman “Dolby Atmos”, promesa incluida de una experiencia auditiva inigualable en el 50 aniversario de aquella memorable jornada.

Hoy que los hologramas resucitan a gigantes como Freddie Mercury, Maria Callas y Ronnie James Dio, generando atmósferas inusitadas con acompañamientos de grupos y orquestas en vivo, el turno corresponde a Jim Morrison y su banda pero en formato cinematográfico, reviviendo en imágenes esa velada en el Hollywood Bowl que se grabó también como disco, pero se publicó hasta 1987, desapareciendo pronto cuando fue incluido el material al CD doble titulado In Concert.

Las rolas son “Wake Up”, “Light my Fire”, “The Unknown Soldier”, “A Little Game”, “The Hill Dwellers”, “Spanish Caravan” y otra versión de “Light my Fire”, cuya presentación en pantalla será una inevitable evocación al filme The Doors por Oliver Stone (1991) con Val Kilmer en el papel de Chamán Jim, después de convencer al director de darle el protagónico con un video casero, pues ya entonces se frotaba las manos Michael Hutchence, líder de la banda INXS, para revivir al Rey Lagarto.

El fusilero pudo ver en vivo al cantante y su grupo en el Palacio de los Deportes justo en aquellos años y debe recordar que de verdad daba la talla, el look y la voz, los movimientos en el escenario, esa atmósfera de sesión, la cabellera cayendo sobre los hombros y el pantalón de piel, pero tratándose de actuación, el cineasta optó por un profesional. Aquella película apareció en el 20 aniversario de la muerte de Morrison.

Enterrado Jim en París, Ray Manzarek se echó a cuestas la tarea de recuperar grabaciones como la que hizo el cantante el 8 de diciembre de 1970, justo el día de su último cumpleaños, consistente en lectura de poesía que los otros Doors musicalizaron y dieron a conocer en forma de álbum con el título An American Prayer en 1978.

Manzarek también encabezó la resurrección del grupo como los Doors del Siglo XXI, con su camarada Robby Krieger en las cuerdas, pero sin John Densmore, el baterista que nunca acabó de asir el espíritu ni las letras de Morrison, por lo que se acudió a un músico famoso que fue parte de Police, Stewart Copeland, alianza que acabó mal.

A México vino la banda con Ian Astbury como Jim, con su camisa de mezclilla, el pantalón de piel, lentes oscuros y cabellera suelta, en el primer concierto en que este servidor ha podido ver a todos los asistentes al Auditorio Nacional, es decir, 10 mil y pico, de pie a lo largo de las dos horas de rock. Todos.

Ya veremos cómo nos va en el cine con el relanzamiento de The Doors Live at the Bowl ’68…


@acvilleda





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.