• Regístrate
Estás leyendo: La 'guerra fría' 2.0
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 02:04 Hoy

Fusilerías

La 'guerra fría' 2.0

Alfredo C. Villeda

Publicidad
Publicidad

Cuando el mundo creía superada la guerra fría, los aspirantes a encabezar la Casa Blanca tuvieron a bien poner a Rusia y su gobernante en el centro del debate del miércoles, Hillary Clinton reprobando la injerencia de Vladímir Putin con ataques de espionaje, Donald Trump hasta defendiéndolo con un discurso caótico, deshilvanado, propio de él, que le valió el mote de “títere” que le propinó la demócrata.

Como a lo largo de buena parte del siglo XX, después del fin de la Segunda Guerra Mundial, el famoso fantasma del que tanto se hablaba en aquellos años volvió a las bocas de quienes pretenden suceder a Barack Obama, pero en versión 2.0, pues ahora ya despojado de comunismo y socialismo, reaparece con un atuendo de Putin como el nuevo motivo de discordia, pretexto para golpear en un escenario inmejorable: transmisión global en vivo.

En un reportaje que llegó estos días a las librerías mexicanas, titulado El fin del Homo Sovieticus (Acantilado), Svetlana Aleksiévich (Premio Nobel de Literatura 2015) recoge una serie de testimonios de personajes de variada edad sobre el impacto que ha tenido la caída del Muro de Berlín, desde ancianos que añoran el poderío de la Unión Soviética y los líderes del Kremlin hasta jóvenes que asumen como su época el capitalismo salvaje y la corrupción que azotan la Rusia actual: los hijos de la perestroika.

Si alguien piensa a la distancia que esa transformación que cambió el rumbo del mundo, y que nadie se imaginaba la mañana de aquel histórico día, es capítulo cerrado (“si alguien me lo hubiera dicho durante el desayuno, lo habría tachado de loco”, dijo Salman Rushdie al fusilero en una entrevista de noviembre pasado), se ha equivocado, pues el libro citado contiene una radiografía de los encontrados sentimientos de esa nación.

La noche del miércoles, sin embargo, los candidatos presidenciales estadunidenses se encargaron de recordar al mundo que más allá de estrategias coyunturales ligadas a un debate, el factor ruso tiene vigencia y los confrontó, acaso el momento más acalorado, en la primera parte de su último encuentro en persona antes de la cita en las urnas.

Mientras Hillary festejaba entre latinos en Las Vegas, alguien brindaba con vodka en Moscú.

www.twitter.com/acvilleda

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.