• Regístrate
Estás leyendo: La disputa de los chicos Bond
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 18:17 Hoy

Fusilerías

La disputa de los chicos Bond

Alfredo C. Villeda

Publicidad
Publicidad

El caso es ideal para Bond, James Bond.

Sam Mendes, aclamado director de Hollywood, reunió a cuatro escritores de libros cinematográficos para preparar una secuela sobre el agente británico, pero con el valor agregado de ser un homenaje a las primeras cintas, aquellas protagonizadas por Sean Connery, y no medirse en gastos en términos de explosiones.

Fue así que Neal Purvis, Robert Wade, John Logan y Jez Butterworth, guionistas de oficio, se dieron a la tarea de escribir una historia titulada 007: Spectre, que tiene su origen en el Centro Histórico de la Ciudad de México e incluye un desfile de Día de Muertos insólito entonces en la capital, con catrinas gigantes y flores de papel contadas en miles, con una pelea en azoteas y a bordo de un helicóptero justo sobre la Plaza de la Constitución.

La filmación generó una gran expectación entre la población, y cómo no, con cierres de calles y adecuaciones en edificios, pues la aeronave se pilotó en efecto sobre el Zócalo, con Palacio Nacional de fondo. Como Ricardo Monreal aún no era jefe delegacional, el equipo de Mendes no tuvo los problemas que ahora enfrenta Alfonso Cuarón en la colonia Tabacalera. Acaso el anterior mando en la zona sí era informado con oportunidad por sus colaboradores... o era menos protagónico.

El hecho que jamás se hubiera imaginado guionista alguno es que el distorsionado despliegue de Día de Muertos del filme, más parecido al desfile anual de superhéroes en Manhattan, pasaría a ser la nueva versión de la celebración mexicana, hoy a rebatiña entre los gobiernos federal y capitalino, cuyas cabezas, centradas en la elección de 2018, se arrebatan aquel performance agringado y quieren instituirlo como el Xantolo 2.0.

Miguel Ángel Mancera se disfrazó de chico Bond para los festejos de este año, repartió panes de muerto y no dejó pasar momento para hacer propia la conmemoración, mientras que Enrique Peña recibió en Los Pinos a algunos participantes de la parada hollywoodesca. La disputa va más allá del presupuesto 2017: hoy se reclaman hasta las catrinas monumentales de la película para echar mano de ellas el próximo año.

En busca de su calaverita para 2018, este par va que vuela para el Mictlán.

www.twitter.com/acvilleda

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.