• Regístrate
Estás leyendo: La “bienvenida” a Francisco
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 16:08 Hoy

Fusilerías

La “bienvenida” a Francisco

Alfredo C. Villeda

Publicidad
Publicidad

En la edición del jueves de MILENIO Diario, nuestros moneros Rapé y Jabaz son implacables. El primero pinta al papa Francisco horrorizado ante la posibilidad de pasar por Veracruz, donde solo esta semana asesinaron a una periodista y levantaron a cuatro estudiantes, liberados horas después, y el segundo ironiza sobre las palabras de Humberto Roque de que el gobierno mexicano no tiene por qué temer a la visita del obispo de Roma, ya que en todo caso es él quien debiera ser presa del pavor.

El escenario de violencia es tal que ni siquiera una mente siniestra tendría la necesidad de planearlo con tal de hacer quedar mal a las autoridades con el visitante. Es simple reflejo de lo cotidiano. Además de los casos citados en Veracruz, a los que hay que agregar el secuestro de otros cinco muchachos, dos de ellos ya declarados muertos por la autoridad, está que arde el diferendo de los expertos argentinos y la PGR por los peritajes en torno al caso Ayotzinapa y sus 43 desaparecidos.

¿No es suficiente para avergonzarse ante el visitante? Ah, pues qué tal el enfrentamiento de la víspera en el penal de Topo Chico, en Nuevo León, entre dos facciones del cártel de Los Zetas que se disputan el control carcelario, con 49 muertos hasta el corte de anoche. Porque a un juez se le ocurrió en noviembre pasado enviar a un líder de uno de estos bandos, reo federal, a esa prisión estatal, de por sí sobrepoblada. El desenlace no podía ser otro.

Llama la atención el énfasis del gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto a propósito de las libertades que tiene Francisco en cuanto a dichos y temas. Primero fue el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, el que habló al respecto, después Presidencia y anteayer el subsecretario de Derechos Humanos. Como si la reiteración debiera obligar al visitante a devolver la cortesía y callarse. Por lo demás, las formas diplomáticas cambian cuando se trata del jefe del Estado Vaticano, pues su misión suele ser más bien pastoral.

Los lugares que visitará, por cierto, tienen su historia particular de violencia: las delegaciones Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero en la capital, Ecatepec en el Estado de México, Morelia en Michoacán, San Cristóbal de las Casas en Chiapas y Ciudad Juárez en Chihuahua. Difícil que Francisco soslaye el tema.

www.twitter.com/acvilleda

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.