• Regístrate
Estás leyendo: Que renuncie el notario adscrito a la CDHEH, que renuncie Sepúlveda Fayad
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 14:55 Hoy

Voz Ciudadana

Que renuncie el notario adscrito a la CDHEH, que renuncie Sepúlveda Fayad

Alfredo Alcalá Montaño

Publicidad
Publicidad

"El primer acto de corrupción en la administración pública es aceptar un cargo para el cual no estás preparado”, ya que las consecuencias de una mala gestión tienen un impacto de carácter general al resto de la colectividad.

Ello aplica para el estado de Hidalgo, ya que justamente cuando nos encontramos en medio de la mirada internacional por el tema de la efectiva garantía y libre ejercicio de los derechos humanos, José Alfredo Sepúlveda Fayad, “notario adscrito” a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, demuestra en cada declaración que ser un ombudsperson es resultado de una formación integral, de toda la vida, porque los derechos humanos son progresivos, es decir, no se puede ser defensor del pueblo por decreto ni por encargo, no importa si un Congreso a modo lo haya votado por mayoría calificada.

Lo anterior se debe a las lamentables e indignantes declaraciones públicas hechas por el notario adscrito, las cuales fueron retomadas por medios locales, en las cuales dice:

“Prefiero no participar en la polémica respecto a las bodas igualitarias y dijo que lo deben decidir los diputados y, en su caso, a través de una consulta popular”.

Sin embargo un defensor de los derechos humanos debe luchar y alzar la voz por los grupos vulnerables.

Además, dijo: “no se puede inclinar a favor o en contra, porque “si digo un color se van a enojar los del otro color”.

Se equivoca de nuevo porque defender los derechos humanos no es para darle gusto a todos, es para garantizar que todas las personas puedan ejercer sus derechos humanos y que el estado realmente los garantice.

En cuanto a la legalización del matrimonio igualitario dijo: “es cuestión del Congreso y de hacer una consulta para saber si esto va a ser bueno o no va a ser bueno”.

Y agregó: “Desafortunadamente si yo hablo de una posición estaría vulnerando la manera de pensar de otras personas”.

Esto significaría, que no podría defender los derechos de nadie, porque al final, hay quienes abusan del poder, quienes son racistas, xenófobos, discriminadores, misóginos, genocidas, etc. Pero el notario adscrito, no podría tomar postura, porque se ofenderían los que discriminan y violan derechos humanos.

Lo cierto es que un ombudsperson debe tomar postura y denunciar todo abuso de autoridad, a los que discriminan a los racistas y a los genocidas, a todos aquellos que atentan contra los derechos humanos.

El notario adscrito está más preocupado por lo que dirán los grupos conservadores, que buscan limitar y menoscabar los derechos humanos, que por garantizar el libre ejercicio de los derechos humanos.

“Si digo me gusta el verde o me gusta el azul se van a enojar los del otro color y yo quiero concentrarme en mi función no desgastarme en situaciones de tipo personal que no tengo”.

Anteponer sus preferencias, en el espacio que ocupa es indigno y un grave atentado a los derechos humanos.

Es inaceptable que a nombre de la CDHEH haga declaraciones tan a la ligera, ya que, en todo curso básico de derechos humanos, lo primero que insistimos es: los derechos humanos son progresivos, es decir se van adquiriendo nuevos derechos, y sobre todo que los derechos humanos no se someten a consulta, es el Estado quien debe crear las condiciones legales, políticas y sociales para garantizar que la ciudadanía pueda ejercerlos libremente.

Un verdadero defensor de los derechos humanos, no ve colores, no rehúye al debate, no rehúye a los derechos humanos, siempre y en todo momento estará del lado de las víctimas, no importa que se deba dejar de lado ciertos privilegios, porque siempre debemos luchar por el libre ejercicio y la garantía efectiva de los derechos humanos.

De lo contrario seguirán reproduciéndose injusticias, abusos de autoridad, es decir, estaremos muy lejanos de la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

Hoy se vive una época oscura en materia de derechos humanos en Hidalgo, porque la ciudadanía no cuenta con un defensor del pueblo, alguien que entienda y sea sensible de las víctimas, que este del lado de ellas, que acompañe y luche por su dignidad y por la reparación del daño.

TIENE RAZÓN SEPÚLVEDA FAYAD, EL TEMA ESTÁ EN EL CONGRESO LOCAL.

Pero en algo tenía razón en sus declaraciones el notario adscrito, el tema ya está en manos de las y los diputados locales, pero no para poner a consulta un derecho humano, sino para discutir la destitución de quien hoy ocupa la presidencia de la CDHEH.

Su periodo debería concluir el 30 de septiembre del 2018, pero es un tema del congreso decidir sobre su permanencia.

Por ello, desde este espacio se insiste en la necesidad de re-dignificar lo que estaba avanzando. Durante su periodo Raúl Arroyo mostró, pese al difícil contexto político, que la voluntad es clave para avanzar en materia de derechos humanos.

Ahora nos encontramos en un retroceso, lo cual no es un tema menor, ya que los derechos humanos son progresivos, y en este momento, no solo no avanzamos, sino que vamos en reversa.

De facto el abogado, notario adscrito a la CDHEH, está faltando al art. 1º. De la Constitución Política, al evadir y no tomar postura, sigue fomentando la discriminación hacia los grupos vulnerables, al permitir que se continúe atentando contra la dignidad humana al menoscabar los derechos y libertades de las personas LGBTTI.

Que nunca se nos olvide que el Estado debe prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos.

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. No lo digo yo, está en la Constitución.

“Por una sociedad libre de discriminación y violencia”.

Twitter: @alfreduam
alfreduam@yahoo.com.mx
FB: Alfredo Alcala Montaño
www.alfredoalcala.mex.tl

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.