• Regístrate
Estás leyendo: Profesionalizar la política en Hidalgo: Ciencia Política
Comparte esta noticia

Voz Ciudadana

Profesionalizar la política en Hidalgo: Ciencia Política

Alfredo Alcalá Montaño

Publicidad
Publicidad

Hoy día, las y los jóvenes no pueden esperar, para ser parte de la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, libre de violencia y discriminación, sin exclusión social, sin corrupción e impunidad, para alcanzar entornos con paz, estabilidad y armonía social.

Al preguntarnos por qué estudiar Ciencia Política, primero deberemos preguntarnos que estudia la Ciencia Política. La han llamado la Ciencia del Estado, la Ciencia del Gobierno, o simplemente política.

Hablar de Ciencia Política es referirnos a una ciencia social, cuyo objeto de estudio, es el poder político, entendido como la capacidad de influir y tomar decisiones, en nombre de una colectividad.

Generalmente en una sociedad democrática, toda autoridad conferida la otorga la sociedad (pueblo), y para ello se realizan procesos electorales, para elegir entre la ciudadanía, a quien los va a gobernar o representar.

De esta manera quien ejerce el poder político, cuenta con la posibilidad de ejercer la coacción física, de usar la fuerza legal, entendida como la aplicación de la ley, con el respaldo del Estado (la violencia legítima, policías, ejército, etc.).

Lo interesante es saber cómo se llega al poder político, y como ejercerlo de la mejor manera, para que nadie abuse de ese enorme poder conferido.

A muchos nos gusta tener el poder, el control de las cosas, la capacidad para influir en una, o un grupo de personas, pero el problema, es cuando no hay límites, o no existen los premios y castigos para quien lo hace bien, o lo hace mal.

Por ejemplo, el problema no es que se presente algún acto de corrupción, el problema es que no existan los mecanismos adecuados, para castigar a quien cometió tal acción, y por ende se pueda reparar el daño causado.

Lo mismo ocurre cuando observamos algún despilfarro gubernamental, y la permanencia de las problemáticas que nos aquejan.

Año con año, los recursos públicos son cada vez más escasos, y por ello se requiere la formación e integración de gobiernos eficientes y eficaces, que actúen y tomen decisiones de manera racional.

El objetivo es avanzar hacia la construcción de gobiernos estratégicos e inteligentes, integrados por profesionales en la materia, de ahí la importancia de seguir formando nuevas generaciones de profesionistas que apliquen teorías y técnicas para el análisis político, así como la adecuada utilización de información estratégica para formular, diseñar, implementar y evaluar políticas públicas con responsabilidad ética.

Estudiar Ciencia Política, nos permite tener una visión más amplia, y a largo plazo, distinto a otras áreas como el Derecho, la economía o la propia administración pública, la cual se encarga, tan solo de administrar los recursos públicos, pero no se enseña ahí, como resolver la problemática social, a través de la toma de decisiones estratégicas, de ahí la valía de la Ciencia Política.

Hoy, se requiere de más jóvenes, mujeres y hombres, interesados en estudiar y egresar de Ciencia Política, y formar parte de un selecto grupo de científicas y científicos sociales, con la mirada puesta en ser las y los arquitectos y constructores de una mejor sociedad, con ética, integridad, pasión y objetividad.

Las y los politólogos, tenemos una gran responsabilidad social, y la debemos asumir, para incidir en la construcción de mejores gobiernos, que actúen con racionalidad y objetividad.

Por ello debemos ser muy competentes, y estar en constante formación y preparación, para afrontar los nuevos retos, que traen los nuevos tiempos.

Si bien, la Ciencia Política, es relativamente joven y creciente en Hidalgo, el trabajo y profesionalismo, permitirá que se abran las puertas a las nuevas generaciones, quienes deberán ser cada vez más competentes.

· Por ello deben prepararse para aplicar herramientas metodológicas y técnicas para la formulación, implementación y evaluación de las políticas públicas.

· Manejar y resolver conflictos sociales, bajo una perspectiva política y ética.

· Promover las mejoras necesarias para la evolución social; ello implica, prepararse en temas de perspectiva de género, derechos humanos y la no discriminación.

No caben ya, los pensamientos patriarcales, misóginos, machistas, homofóbicos, discriminadores, un gobierno no solo deber ser laico, debe ser racional y con un enfoque de derechos humanos.

· Analizar los fenómenos políticos, sociales y económicos, con base a un pensamiento crítico, considerando los diversos contextos políticos, económicos, culturales, históricos y geográficos.

· Diseñar e implementar proyectos políticos o sociales, ya sea en la consultoría política para campañas electorales, de gobiernos o sociales.

· Analizar y actuar con una visión global, entendiendo al conjunto de actores nacionales e internacionales, pensar global, actuar local.

· Y sobre todo resolver problemáticas locales o nacionales, que surjan en escenarios políticos complejos, aplicando el análisis y la negociación desde una perspectiva ética.

Por eso, hoy les toca a las nuevas generaciones, sumergirse en el estudio de la Ciencia Política, porque es, sin lugar a dudas, la disciplina de la época, vibrante y con futuro.

“Por una sociedad libre de discriminación y violencia”.

Twitter: @alfreduam
alfreduam@yahoo.com.mx
FB: Alfredo Alcala Montaño
www.alfredoalcala.mex.tl

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.