• Regístrate
Estás leyendo: Un año más ¿y nuestra educación?
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 06:25 Hoy

Apuntes pedagógicos

Un año más ¿y nuestra educación?

Alfonso Torres Hernández

Publicidad
Publicidad

La educación sigue siendo tema vigente, lo será mientras la decadencia de la sociedad en distintos aspectos avance. La búsqueda de calidad se ha convertido, a lo largo de los años, en objetivo, en el dispositivo y en el pretexto que justifica las políticas implementadas.

La educación básica sigue arrastrando problemas de hace años (décadas tal vez) y cada uno de ellos se convierte en un motivo para desarrollar estrategias que han tenido resultados poco satisfactorios (niveles de aprendizaje, modelos curriculares, formación docente, participación social, infraestructura, modelos de enseñanza, nuevas tecnologías, etc.). Tal parece que lo que interesa es “implementar algo” sin pensar en el ¿para qué?, el ¿por qué?, en el ¿cómo?, es decir, no se piensa en el sentido de la acción, sino en la imagen de la acción.

La educación media superior, aun cuando recientemente ha iniciado con en modelo curricular diferente, mantiene la problemática de la diversidad de programas educativos que coexisten en este nivel, sin relación entre sí, o bien, las restricciones administrativas que impiden un tránsito de una modalidad a otra sin problema. La atención diferenciada de la entidades federativas es notoria, en unas la absorción de egresados de secundaria es alta, en otras es baja. A lo anterior, se suma la escasa asignación presupuestal, menor a lo que se canaliza a educación básica, teniendo como referente la matrícula.

En la educación superior, por lo menos lo que se advierte en nuestra entidad Hidalgo, la prioridad está centrada en la educación tecnológica y politécnica, aún cuando el bachillerato preferido de los jóvenes sea el general y no el técnico. Mas rezagado en atención, se encuentran las ciencias sociales y humanidades, aún cuando uno de los grandes problemas del desarrollo profesional sea la ausencia de ética, sentido social y humanista en el ámbito laboral. Por ello, las políticas en educación superior deben encaminarse a la tarea fundamental para capitalizar el tiempo, los recursos y el trabajo invertido por las instituciones en procesos de mejora académica y cambio institucional.

El año que termina nos debe permitir, no sólo reflexionar sobre el camino andado, debe ser el punto de partida para la acción pensada, seria y comprometida para mejorar en todos los aspectos nuestra educación. Pensar en la acción nos obliga a apuntalar logros, combatir inercias, superar obstáculos y afirmar la capacidad innovadora de los actores e instituciones educativas en transitar hacia un sistema educativo mejor, articulado a la sociedad en que vivimos, no a otra, para situarlo a la altura de las necesidades y expectativas de la Nación que queremos.

No es posible, que ante los problemas educativos que tenemos en todos los órdenes, el Presupuesto de Egresos de la Federación contemple otro tipo de “prioridades”, que en la lectura cuidadosa y crítica, son recursos destinados a la consolidación del poder político. Los altos salarios de funcionarios gubernamentales, senadores y diputados (federales y locales) y demás privilegios; los recursos destinados a partidos políticos; la opacidad en el pago de impuestos de las grandes empresas; las cuotas sindicales, etc., todo ello son fugas de presupuesto que estarían mejor empleados en la atención de nuestros problemas educativos.

No es posible, que haya escuelas sin luz, sin agua, sin sanitarios, sin mobiliario adecuado. No es posible que haya escuelas sin edificio. No es posible que frente a grupo estén personas sin la preparación profesional pedagógica que se requiere. No es posible que las políticas laborales estén por encima de las políticas educativas. No es posible seguir discutiendo y analizando las mismas problemáticas de hace 20 años, de hace 40, ya no es posible. Nuestra educación necesita de acción, de acción pensada y con sentido. La responsabilidad es de todos, en distinto nivel de competencia. La exigencia de una mejor educación, es hoy. La acción, también.

Felicidades a todos los lectores y que el próximo año sea el de la búsqueda de mejorar nuestra educación. Lo merecemos. México, lo merece.

torresama@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.