• Regístrate
Estás leyendo: 6 Asuntos para la agenda educativa presidencial
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 09:12 Hoy

Apuntes pedagógicos

6 Asuntos para la agenda educativa presidencial

Alfonso Torres Hernández

Publicidad
Publicidad

Uno de los desafíos más importantes para la generación de una mejor sociedad es la construcción de una agenda educativa integral. Lo anterior tiene que ver necesariamente en cómo los partidos políticos y sus candidatos a la presidencia de México consideren en su propuesta política el lugar que le otorgarán a la educación. Es de conocimiento de todos que los proyectos educativos no se avizoran a más de seis años, las políticas y estrategias que se implementan adolecen de una debilidad por ello, más aún si con la entrada de una nueva administración gubernamental los criterios de evaluación, permanencia y continuidad están ausentes.

En esta idea, es posible que a partir de una evaluación seria de la política educativa que se ha desarrollado en los últimos sexenios, se puedan fortalecer algunos asuntos que han mostrado una debilidad o ausencia. Para contribuir a ello, apunto los siguientes:

1. Desarrollo del pensamiento. Una de finalidades de formación del ser humano es el desarrollo de su pensamiento, para lo cual es necesario que desde la educación básica se incluyan asignaturas que contribuyan a ello. La filosofía y la lógica, con fines formativos conceptuales, son asignaturas que posibilitan el desarrollo de un pensamiento crítico y de inteligencia propia, evitando la memorización de las ideas de otros o las expresadas en sus libros de texto. Buscan profundizar en la exploración y reflexión, basado en normas y valores. Este tipo de asignaturas busca crear personas con pensamiento autónomo, capaces de tomar decisiones y elaborar juicios, generar estrategias para interrogar al mundo, su interacción y pueda incidir en la resolución de problemas de su realidad social presente.

2. Formación docente. En paralelo a lo anterior, es importante que la formación de los docentes incluya también el desarrollo de su pensamiento, un pensamiento fundado en la crítica y sentido progresista, que aborde con profundidad la teoría pedagógica, psicológica, sociológica y filosófica, relacionada con la educación. Los docentes deben encontrar claridad en los programas formativos que desarrollen, en el marco de apoyo que ofrecen las nuevas tecnologías de la educación y en la interacción presencial cara a cara con otros educadores. Los programas formativos deben ser planeados, sistemáticos y destinándoles el tiempo necesario para la apropiación de contenidos.

3. Fortalecimiento de las instituciones formadoras de docentes.- La formación inicial y permanente debe ocupar un lugar central en las políticas educativas. La educación normal necesita ser evaluada y fortalecida en sus ámbitos curricular, académico e institucional con políticas mejoren el ingreso de los aspirantes a ser docentes y fortalezcan el egreso con la seguridad del campo laboral. Las Unidades de la Universidad Pedagógica Nacional en el país necesitan de financiamiento sustantivo y definición jurídica para que puedan construir un proyecto académico de vanguardia y articulado a las necesidades de formación profesional en educación de los distintos actores.

4. Evaluación docente. Señalada y criticada como una de las políticas fallidas del gobierno actual. La evaluación de ingreso, desempeño y promoción debe revisarse y modificarse hacia un sentido que responda a los fines educativos y no a los político-administrativo-laborales a los que está asociada actualmente. Una evaluación ampliada, contextualizada y con sentido de mejora es lo que se necesita para transitar hacia niveles superiores en nuestra educación.

5. Condiciones institucionales y de infraestructura. Para que un proyecto educativo se concrete en lo cotidiano de la vida escolar es necesario que las escuelas e instituciones educativas cuenten con las condiciones para desarrollarlo en la práctica docente, educativa y de gestión. Las políticas de financiamiento al equipamiento y de infraestructura deben estar alejadas de estrategias y procedimientos oscuros que hacen que la inversión se vea disminuida por prácticas de corrupción.

6. Designación de funcionarios. Quien esté al frente de una responsabilidad educativa en la estructura de los sistemas educativos estatal y nacional debe tener las suficientes competencias profesional en lo contextual y de contenido de su ámbito de acción, además de probada honestidad y ética. Los Secretarios, Subsecretarios, Directores Generales, Directores, Coordinadores y mandos medios deben someterse a procesos evaluativos de su desempeño de manera periódica para dar certeza a la encomienda que tienen.

Desde una mirada integral de diseño de política, estos asuntos deben complementarse con otros que en próxima entrega daremos a conocer.

torresama@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.