• Regístrate
Estás leyendo: Un IEEG que solo ilusionó a las mujeres
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 14:53 Hoy

El otro enfoque

Un IEEG que solo ilusionó a las mujeres

Alfonso Machuca

Publicidad
Publicidad

1.- Debaten pero acatan

La elección de los consejeros del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG), se dio en medio de muchos exámenes, entrevistas y experiencias, al grado de presumirlos como personas eruditas y sabias en materia electoral.

Tras varios ejemplos de errores y omisiones en la última elección, los Consejeros Electorales de Guanajuato se hunden en el hoyo de la incredulidad, junto con un Instituto que se distinguió por su legalidad, eficiencia y justicia.

Ahora todo está atrapado en la historia.

Los hechos recientes, sobre la paridad en las diputaciones plurinominales, no solo evidencian los constantes y sonantes fracasos de los consejeros electorales, sino hasta la incapacidad para resolver, con responsabilidad, cada uno de sus dictámenes.

Una pena ajena con tanta corrección.

Tras varios años de que el IEEG emitía resoluciones prácticamente imposibles de impugnar; el prestigio de seriedad y de responsabilidad jurídica, se agotó en tan solo una elección intermedia.

Podríamos decir que los consejeros electorales fracasaron.

¿Habrá una instancia para demandar su remoción por su ineficiencia?

Dicen que quizás sean solo algunos, pues juran que el presidente del IEEG, Mauricio Enrique Guzmán, se había distinguido por su atinado juicio, así que las acusaciones internas señalan al consejero Santiago López Acosta, como autor de semejantes barbaridades.

Haiga sido como haiga sido, todos firmaron el acuerdo.

2.- No solo emocionaron a las mujeres, nos engañaron a todos.

El dictamen histórico del IEEG a favor de las mujeres, representó un reconocimiento a todas ellas y muchos festejamos la decisión, pero jamás nos advirtieron que lo hicieron sin argumentos legales.

Los magistrados del Tribunal Electoral, señalaron al IEEG por sus acciones administrativas y le advirtieron que no tenían la capacidad de emitir juicios o determinaciones, es decir, les pidieron no hacer dictámenes como quien hace castillos en el aire.

El leonés, Eduardo Ramírez Granja (dueño de la franquicia partidaria: Movimiento Ciudadano) se inconformó con las decisiones de los consejeros del IEEG, pues de manera arbitraria, lo brincaron y decidieron darle la diputación plurinominal a su compañera, Griselda Guerrero Morales, la segunda en la lista.

Lo mismo le hicieron al candidato, David Alejandro Landeros, del partido Morena, a quien sin avisar, lo anularon de la lista para dar el espacio a Nancy López Montes, sin cuidar que las leyes, no contemplaban ese tipo de juegos truculentos.

Así que tras el error, de varios que ha sumado el IEEG, los consejeros se vieron obligados a entregar nuevas constancias a los diputados plurinominales, eso sí, con la posibilidad de que las mujeres puedan también impugnar el acuerdo a fin de buscar un ahora sí, nuevos criterios.

Difícil, si considera que la ley todavía no les favorecerá.

Por lo pronto, en el Congreso de Guanajuato, habrá 16 diputadas y 20 diputados.

No hay equidad ni igualdad, ni tampoco se logró la mitad de la representación de las mujeres en el Poder Legislativo.

A ellas, simplemente, las ilusionaron.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.