• Regístrate
Estás leyendo: ¿Secretarios de Estado en el Pleno del Congreso?
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 05:50 Hoy

El otro enfoque

¿Secretarios de Estado en el Pleno del Congreso?

Alfonso Machuca

Publicidad
Publicidad

1.- Quiénes sí y quiénes no

La idea que trae el coordinador del PAN en el Congreso del Estado, Éctor Jaime Ramírez Barba, para que los funcionarios estatales comparezcan ante los diputados, en una sesión del pleno, podría concretarse sin mayor problema.

Sobre todo, porque en la oposición, léase el PRI, siguen ocupadísimos con la renovación de su coordinador y, quizás, eso les ha privado de estudiar el informe del Gobernador Miguel Márquez y remitir las dudas al respecto.

Por si no lo recuerdan, habrá que advertirles a los opositores, incluidos los perredistas y ecologistas, que la fecha para remitir sus dudas del Informe, vence mañana y, por lo que se ve, no hay ni idea de cuántas, ni de qué temas, ni de qué cifras.

Y hoy andarán de fiesta en San Miguel de Allende.

Por supuesto, tampoco tienen certeza de cómo abordarán las comparecencias de funcionarios, pues en el menor de los casos, podrían concretarse en Comisiones y dentro del actual Palacio Legislativo, léase patio central.

Habrá que prestar especial atención al protagonismo de la diputada priista, Lupita Velázquez, presidenta del Congreso del Estado, pues ante su institucionalidad, será difícil mostrar su oposición tan abiertamente.

¿Se atreverá a romper los protocolos?

De comparecer los Secretarios ante el pleno, sería la primera vez que sucede, no sólo por la novedad en la forma, sino por el respeto a la ley, pues así lo establece la normatividad vigente y, en los últimos tres años, se les había olvidado.

Es una lástima que sea un logro del PAN, partido en el gobierno, y no precisamente de los diputados de oposición que siguen tan aletargados y desenfocados ante las cifras futuristas del Mandatario guanajuatense.

2.- La opacidad en SAPAS

Mañana cierran las inscripciones para aquellos ciudadanos que buscan un espacio en el Consejo Directivo del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Silao (SAPAS). Hay ocho vacantes, debido a que el Presidente Municipal, Juan Antonio Morales Maciel, ha decidido que todos se vayan.

La decisión es lógica, no sólo por los malos tratos de los directivos del organismo operador del agua en contra de los adultos mayores y la represión arbitraria y violatoria a los derechos humanos que hicieron contra el autor de esta columna.

Los consejeros también se van por su desatino en llevar cuentas efectivas y transparentes, además del error político en que incurrieron algunos de ellos, pues recordará que el actual presidente del Consejo, Rogelio Torres, apoyo al ex candidato del PRD, Martín Hinojosa Cabrera. Por supuesto, se equivocó.

Antes, la directora del SAPAS, Marisa Bravo Zamora, había decidido postularse como precandidata del PRI con el padrinazgo de su amigo, Enrique Solís Arzola, pero tras las malas jugadas y traiciones priistas, de plano sólo la exhibieron y echó a la ruina el prestigio que había forjado por muchos años.

Así que, con estos antecedentes, el profesor Morales Maciel, decidió dejar a todos fuera y llevar nuevas caras al SAPAS a fin de que den un poco de oxígeno al organismo operador del agua, por lo que habrá que prestar especial atención a quiénes nombrará el Ayuntamiento en los siguientes días.

De entrada, dicen que el Contralor Municipal, Carlos Chávez, es posible que no se postule, aunque intentó convencer al Presidente Municipal de que él podría ser una buena carta para la directiva o la presidencia del Consejo Directivo del SAPAS.

Lo mismo hizo el tesorero municipal, Rodolfo Guerrero Durán, quien mantiene paralizada a casi toda la administración municipal. Ambos personajes, podrían hacer su último esfuerzo en las 24 horas que restan y, de pronto, dar una sorpresa.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.