• Regístrate
Estás leyendo: Los diputados más desleales y el fracaso de Pink en Guanajuato
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 18:35 Hoy

El otro enfoque

Los diputados más desleales y el fracaso de Pink en Guanajuato

Alfonso Machuca

Publicidad
Publicidad

1.- Desconfiados, mentirosos y traicioneros.

El respeto y la institucionalidad, son valores en el olvido para la bancada priista en el Congreso del Estado de Guanajuato.

Este lunes, todos los asesores, parientes y acompañantes que cobran en la fracción del PRI, están citados muy temprano, a propósito del cambio de coordinador de sus diputados, que podría concretarse antes de mediodía.

Rigoberto Paredes por Jorge de la Cruz.

El movimiento repercutirá en otras plazas más, tras la serie de acciones verdaderamente vergonzosas que, por seis meses, ocultaron los priistas en beneficio de sus familiares o prestanombres.

Ya ni el delegado del CEN, Antonio Lugo Morales, podrá detener el desprestigio de sus compañeros priistas, quienes, con sus acciones, dan muestras del bajo nivel político con que se manejan todos ellos.

2.- Así son los diputados locales del PRI de Guanajuato

Tras la traición, el hartazgo, la desfachatez o como quiera nombrarlo, el cenecista Rigoberto Paredes Villagómez, asumirá el cargo de coordinador, en sustitución del legislador celayense, Jorge Eduardo de la Cruz Nieto.

El joven diputado sale de manera sorpresiva, entregado por sus compañeros de sector y de partido, tras la unanimidad que alcanzaron todos, mientras su coordinador atendía una cita en el Comité Ejecutivo del partidazo.

A decir de los enterados, antes de que concluyera la sesión, el escrito para desbancar a su coordinador, estaba firmado por todos sus compañeros, tras el cuchicheo del inminente cambio en la coordinación de asesores.

El rumor del divisionismo, la trampa de la deslealtad, la sorpresa del abuso, el revanchismo visceral, el cinismo de la enemistad, la informalidad de la política, la rebeldía sin causa y las decisiones en las rodillas, son los nuevos estilos de la bancada priista.

Si alguien busca seriedad en el PRI, más vale que no vea a ninguno de los actuales diputados.

El gran interés que los mueve son sus negocios personales. Ya ni siquiera buscan una buena representatividad de su partido, pues si así fuera, respetarían las formas o se lucirían como políticos.

No lo son. Ninguno.

3.- Pink, la película y su intento

El director de la cinta “Pink”, Poco Del Toro, nos debe una mejor producción para atender un tema tan importante, como es la adopción entre parejas del mismo sexo.

Su realización no sólo está descuidada, sino que el mensaje de evangelización, parece un acto religioso y hasta moralista.

La conversión de un homosexual, que sí lo existe, es todo un proceso que, para el director de Pink, se resume en un protocolo que a nadie convence.

Por supuesto que Dios puede hacer milagros instantáneos, pero la presentación de Jesucristo como el Señor y Salvador de todos nosotros, se perdió en un melodrama mal actuado y con chistes de mal gusto.

Mostrar el exhibicionismo vulgar de quienes ejercen la homosexualidad, fue su gran desacierto.

Quizás faltó aceptar que ellos también buscan a Dios con sus especiales formas o sus filantrópicas acciones y no se la viven en parradas y perversidades sexuales, como si sólo les interesara eso.

El presupuesto de 8.3 millones que gastó el largometraje, es una inversión que debe reflejarse con mayor calidad y diligencia en la producción.

El director de Pink sabe que el “patrón” como le llamó a Dios, estaría más contento si se llenaron los cines. La gente no fue a las salas y eso se llama fracaso.

Creo que no es por el mensaje de Jesucristo, tampoco es porque se trata de un director cristiano. No, no y no.

Fue la producción y el planteamiento del tema lo que no convenció a la gente.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.