• Regístrate
Estás leyendo: El reparto de las regidurías
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 19:05 Hoy

El otro enfoque

El reparto de las regidurías

Alfonso Machuca

Publicidad
Publicidad

1.- Sólo cuatro regidurías para el PRI

El candidato del PRI en la capital, Edgar Castro Cerrillo, recibirá hoy su constancia de mayoría tras los más de 13 mil votos que sumó en la jornada electoral del domingo pasado. En segundo lugar se ubicaría el PAN y el PRD, con una cantidad muy similar de sufragios, es decir, poco más de 9 mil.

De mantener esa tendencia, con reserva de la posible impugnación de la panista, Ruth Lugo, el reparto de regidurías quedaría de la siguiente manera: el PRI tendría cuatro posiciones, el PAN y el PRD contarían con tres regidores, una para el PVEM y una más para el partido Morena.

El quinto regidor de la planilla tricolor, que correspondería al hijo del presidente municipal Güicho Gutiérrez, no llegaría al Ayuntamiento, pero tampoco Edgar Castro contaría con el total respaldo de su fracción, pues al menos dos posiciones no corresponden al grupo político que encabeza.

2.- El PRI pierde en Silao posiciones

De la misma manera, pero con 17 mil votos a favor, el abanderado panista en Silao, Juan Antonio Morales Maciel, recibirá su constancia de mayoría donde le informarán la nueva asignación de regidores.

El PAN se quedaría con cuatro, el PRI y el PVEM tendrían dos posiciones en el Ayuntamiento, mientras el PRD y el partido Morena, conseguirían una posición. Difícil la conformación para el panista ganador.

Aunque aún está por decidirse, el que podría resultar conforme con la asignación es el empresario, Ricardo García Oseguera, pues su objetivo de participar en la contienda para conseguir una posición en el Ayuntamiento de Silao, es posible que sea un hecho.

Habrá que esperar que los consejos municipales de Silao y de Guanajuato, confirmen si, efectivamente, las posiciones queden como aquí se anticipa.

3.- La magistrada Raquel pierde y su padrino también.

La ex magistrada y ex presidenta del Tribunal Judicial de Guanajuato, Raquel Barajas, se confió en que su aspiración prácticamente estaba decidida, pero la priista, Erika Arroyo Bello, la arrebató el sueño.

Raquel Barajas perdió porque nunca dejó que los expertos decidieran su agenda y sus movimientos. La jurista creyó que sus decisiones eran las más adecuadas, pero a estas horas del partido, cayó en cuenta que se equivocó.

Se equivocó al no hacer caso a los asesores del gobernador Miguel Márquez. Se equivocó también por no hacer caso a los “gurús” que le enviaron desde el directivo estatal del PAN y se equivocó también al hacer a un lado a su coordinador de campaña, el regidor panista, Lalo Durán.

Raquel tuvo el respaldo que ningún otro aspirante pudo recibir de sus dirigentes partidistas. Alcanzó la candidatura por la intervención del propio Gobernador del Estado y, aunque todos pensaban que la Cuna de la Independencia, le daría el triunfo, no fue así.

A diferencia de Erika Arroyo, quien hasta dormía en Dolores Hidalgo, la magistrada perdió el tiempo y sólo aparecía en los mítines y eventos públicos que, sólo los expertos saben que no dan votos.

Ni hablar, el que perdió fue su padrino.

http://twitter.com/AlfonsoMachuca

alfonsomachuca@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.