• Regístrate
Estás leyendo: El efectivo cuesta caro
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 23:01 Hoy

Digital Capital

El efectivo cuesta caro

Álex Ángeles

Publicidad
Publicidad

Tener dinero cuesta trabajo y en una economía como la mexicana, es el colmo que además tengamos que pagar más por utilizar los pesos que devengamos de forma directa en el modelo llamado "efectivo".

De acuerdo con el reporte del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), "Reducción de uso de efectivo e inclusión financiera", 96 por ciento de las transacciones en México se realizan en efectivo y asegura que esta práctica tiene costos para la sociedad y la economía, pues se sigue fomentando la informalidad, cunde el anonimato de las actividades ilegales, permea la corrupción y en general se produce un menor crecimiento económico.

Sobre este último punto, un estudio del Instituto de los Negocios en un Contexto Global, de la Universidad de Tufts, halló que el costo para México de la enorme utilización del efectivo le cuesta al país 2 mil 300 millones de pesos al año, más 48 millones de horas en tiempo. Pero si se agrega el costo total de estos dos conceptos, el simple uso del cash le cuesta a la economía más de 6 mil millones, pues también estaría cuantificando aquí lo que cuesta tener acceso al efectivo (transporte, movilidad a lugares con bancos o cajeros automáticos, etcétera). Aparte, dice el reporte "The Cost of Cash in Mexico", hay una cifra enorme que tiene que ver con la inseguridad, los robos, la corrupción y otras perlas de nuestra cotidianidad.

De hecho, señala el IMCO: "El efectivo facilita la informalidad, la corrupción, el crimen y restringe las posibilidades de desarrollar plataformas de intercambio electrónico para empresas. Todo esto genera pérdidas de eficiencia, reduce el crecimiento, no abona a la inclusión financiera y deteriora los ingresos fiscales".

¿Qué se puede hacer para combatir esto? En algunos países, sobre todo al norte de Europa, como Suecia y Dinamarca, ya se está prohibiendo la utilización del efectivo en los negocios, incluyendo las tienditas. Asimismo, hay prácticas que van desde limitar los billetes de muy alta denominación o, como en el Reino Unido, de tener cada vez volúmenes más altos de moneda fraccionaria que billetes. En este sentido, al pagar con un billete de 10 libras, es probable que a un cliente se le dé el correspondiente cambio en pura morralla (como aquí hace cualquier pesero de buena ruta).

En México se ha debatido ya desde hace unos tres años la implementación de un "peso digital", administrado por el Banco de México y con utilización de tecnologías provenientes del mundo Bitcoin (es decir, una criptomoneda controlada a base de cadena de bloques, o blockchains).

El tema ha sido polémico porque el banco central no ha definido aún la aprobación de las criptomonedas para su uso legal en transacciones en el sistema financiero mexicano.

A pesar de que más de 9 de cada 10 transacciones en México se pagan en efectivo, el monto de los pagos cashless es mayor que lo que se paga con moneda contante y sonante. De acuerdo con MasterCard (Casheless Journey), 53 por ciento del valor total de los pagos de los consumidores equivale a transacciones sin cash. Es decir, todo lo que se paga con tarjetas, por transacciones electrónicas, por cada vez que se usa el Uber, o la tarjeta del Metrobus.

Asimismo, el gobierno ha puesto su parte al empujar cada vez más las plataformas de pagos electrónicos (como Spei), así como decisiones como entregar recursos de sus programas de ayuda mediante pagos en tarjetas.

Esto le deja al propio ciudadano consumidor la responsabilidad de colaborar en la creación de un sistema financiero más seguro, o quizá nos lleve a compartir más de nuestra intimidad digital con bancos y proveedores de servicios. Pero a fin de cuentas, lo que a muchos les importa es no tener que lidiar con gastos superfluos o la necesidad de cargar con una talega llena de morralla. Quizá el único visionario en esto fue el ex presidente Ernesto Zedillo con su profética frase de "Sorry, no traigo cash".

@alex_angeles
digitalcapital@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.