• Regístrate
Estás leyendo: Stranger Things o la nostalgia por los ochenta
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 16:38 Hoy

En serio y en serie

Stranger Things o la nostalgia por los ochenta

Alejandro Rodríguez Santibáñez

Publicidad
Publicidad

Nuevamente Netflix dio en el clavo. Si ya sus producciones serias como House Of Cards, Better Call Saul o Marco Polo están marcando una muy alta pauta para hacer televisión al punto de competir con las grandes de HBO y Showtime, este año han realizado un gran estudio de mercado para producir una serie que vende uno de los ingredientes que al ser humano más le gusta comprar: nostalgia.

Para los que fuimos niños en la década del ochenta, mamando cine fantástico y de ciencia ficción de Steven Spielberg y George Lucas, ha sido sumamente refrescante encontrar Stranger Things como una propuesta que antes que cualquier otra cosa homenajea los añorados años de infancia. Con ingredientes muy marcados de Los Goonies, Cuenta Conmigo, Carrie, La Cosa, ET y Alien, entre otras que seguro se me escapan, la historia toca temas muy específicos de aquellos años: desapariciones de niños, otras dimensiones, pandillas infantiles, encanto por lo desconocido, seres de otros mundos y científicos gubernamentales y malvados.

Con gran tino se elige a la casi desaparecida Winona Ryder en uno de los papeles principales. Ícono indudable del cine ochentero y noventero, sus roles en El Joven Manos de Tijera, Beetlejuice y en la extraordinaria Lucas (La Inocencia del Primer Amor) nos hacen ubicar su bello rostro de inmediato en el consciente colectivo para remontarnos a la época pasada. Aunque fue nominada al Oscar en dos años consecutivos por La Edad de la Inocencia (1994) y Mujercitas (1995), para mi gusto éste papel de madre desesperada por la misteriosa desaparición de su hijo menor, es el roll que más le ha exigido y que mejor ha interpretado. Un verdadero agasajo su actuación.

A destacar con letras mayúsculas a la niña Millie Bobby Brown en el roll principal de Eleven. Aún no ha hecho cine pero se ha destacado con pequeñas participaciones en famosas series de televisión como Grey´s Anatomy, Once Upon a Time, NCIS y Modern Family, pero en definitiva esta interpretación la catapultará a la fama por sus grandes dotes de actriz, pues su papel debió ser sumamente desgastante y exigente toda vez que interpreta a una niña-muestra de laboratorio a la que se le aplican todo tipo de dolorosas pruebas físicas y mentales, con tal de convertirla en arma telepática que defina el rumbo de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la ya extinta URSS, pero que en consecuencia desarrolla poderes mentales y odio, lo que la convierte en una Carrie en potencia suelta por las calles con control de su telequinesis.

Para su suerte se topa con un trío de chiquillos expertos en ciencia y en juegos de fantasía, que por buscar a su amigo perdido, encuentran semejanzas con sus juegos de mesa y ficción, explorando las teorías de Carl Sagan (autor de moda en los ochenta por su famosísima serie Cosmos) de las que se hace mención y de paso se justifica contundentemente y de forma muy inteligente el argumento de la serie.

Con serio drama, humor, amor adolescente, soledad, amistad infantil, misterio, aventura y mucha valentía, se va relatando Stranger Things que logra en sus ocho capítulos conectar al espectador con la historia, pero también con su pasado. Si bien Super 8, la película de J.J Abrams del 2011, ya había presentado nostálgicamente los ingredientes del cine ochentero con gran resultado, Stranger Things va más allá porque logra despertar una clara y fuerte emoción en su publico treintón y cuarentón con la misma sinceridad que tiene un niño de siete u ocho años. Y esa es su mayor virtud.

Tan inesperada ha sido la favorable respuesta del público que ya se prepara una segunda temporada, pues la serie ha utilizado la mejor publicidad que un producto artístico puede tener, la recomendación de boca en boca y eso la convierte en un fenómeno cultural del 2016 y en una de las series más exitosas del año.


Twitter: @AlexRodriguezSa

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.