• Regístrate
Estás leyendo: Perla
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 19:08 Hoy

En Corto

Perla

Alejandro Maldonado

Publicidad
Publicidad

Según los relatos oficiales, el ancla de su endeble lancha quedó atorada durante una tormenta. El pescador filipino no tuvo otra opción que arrojarse al mar para librar el estorbo que le impedía avanzar en aquellas aguas. Para sorpresa suya, el ancla se había enganchado a una enorme almeja; así que subió ambas cosas a la embarcación, y se fue a su casa.

El hombre, cuya identidad no fue revelada, encontró al interior del molusco una enorme perla de 70 centímetros de largo y 30 de ancho. ¿Qué hizo con la valiosa joya? La colocó debajo de su cama, en su pequeña choza, como amuleto perfecto a fin de que le trajera buena suerte.

Por diez largos años no fue movida del lugar. Sin embargo, un incendio inesperado afectó su vivienda, por lo que este hombre pudo suponer que el amuleto había perdido su eficacia, y optó por entregar la perla a las autoridades de turismo de Puerto Princesa quienes quedaron atónitas. No es para menos, y es que de acuerdo a los gemólogos la perla podría valer 100 millones de dólares.

¡Increíble! Este pescador tuvo una fortuna debajo de su cama que le habría resuelto materialmente la vida, pero él nunca tuvo interés en indagar su valor, y acabó "deshaciéndose" de ella.

En lo espiritual ocurre algo peor. No son pocas las familias que tienen en el estante de su librero, o encima de una mesa, una enorme Biblia que nunca leen. No indagan acerca de su valor; la tienen ahí como una especie de adorno o amuleto. Ignoran que su contenido puede salvar matrimonios, restaurar hogares, rescatar hijos perdidos, apaciguar el alma atormentada, traer paz y seguridad eternas.

Jesús es la perla que contiene la Biblia. Es literalmente invaluable. Dios hecho hombre. resucitado; todopoderoso; omnisciente; omnipresente. Al alcance de todo aquel que esté dispuesto a creerle y recibirle como Señor y Salvador.

La parábola bíblica narrada por Jesús en el evangelio de Mateo, narra la historia del mercader que hallando la perla preciosa, vende todo lo que tiene para hacerse de ella. Así, cuando una persona encuentra a Cristo, acaba por descubrir que en él está todo lo que necesita para esta vida y la venidera.

A pesar de conocernos, Jesús nos ama. Él sabe lo que realmente necesitas. Decide creer en él, recíbelo en tu corazón. Experimenta su perdón, salvación, y compañía.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.