• Regístrate
Estás leyendo: Periodistas en riesgo de muerte: imposible silenciar la verdad
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 18:45 Hoy

Columna de Alejandro González

Periodistas en riesgo de muerte: imposible silenciar la verdad

Alejandro González

Publicidad
Publicidad

Siempre que se habla de la violencia y el riesgo que viven los periodistas en México para ejercer la profesión, recuerdo la primera vez que un colega y amigo fue asesinado.

Las tragedias colectivas tienen una lectura diferente, más profunda y fuerte, el día que se es parte de la estadística o cuando tenemos un rostro conocido en la lista.

Y aquí me gustaría recordar a Roberto Javier Mora García, amigo y compañero en la redacción de El Diario de Monterrey, quien fue ultimado cobardemente en marzo del 2004.

Como a muchos otros periodistas asesinados, a Roberto Mora se le intentó difamar después de su muerte, sobra decir que mintieron y seguramente fue por su terca integridad que lo hicieron a un lado, cuando desarrollaba temas muy delicados, en tiempos que dirigía editorialmente El Mañana de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Dos años después, en 2006, El Mañana fue atacado con muchísima violencia y según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), fue “el primer ataque armado y con explosivos contra instalaciones de un medio de comunicación en tiempos de la ‘guerra contra el narcotráfico’”.

En los años consecutivos, muchos otros periodistas fueron silenciados, la misma CIDH considera que al menos 103 periodistas fueron víctimas de homicidio entre 2000 y 2015, lo que le ha ganado a México ser el país más peligroso para ejercer el periodismo en América.

Se supone que nada más Afganistán, un país que ha estado en guerra desde 2003, es más peligroso que México para ejercer el periodismo.

El año pasado se contabilizaron 12 asesinatos de periodistas en México, este año la cuenta va, hasta el momento, en 6 muertes y un desaparecido.

Un problema así, no puede ser obra de la casualidad. Para ser más puntuales en lo que va del 2018 la lista es: el 13 de enero fue asesinado Carlos Domínguez Rodríguez en Nuevo Laredo, Tamaulipas; el 5 de febrero, Pamela Montenegro del Real en Acapulco, Guerrero; en marzo asesinaron a Leobardo Vásquez Atzin en Gutiérrez Zamora, Veracruz; el 15 de mayo ultimaron a Juan Carlos Huerta Gutiérrez en Villa Hermosa, Tabasco; en mayo 24 le dieron muerte a Alicia Díaz González en Monterrey, Nuevo León, y el 29 de mayo, está el caso de Héctor González Antonio, en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Peor aún, según el representante de ONU-DH en México, Jan Jarab, menos de uno de cada 100 de los casos de agresión contra periodistas están resueltos.

Un estudio de Artículo 19 (una organización que defiende la libertad de expresión) dice que el 99.75% de las 427 agresiones a comunicadores cometidas en 2016 no fueron castigadas.

Como si se tratara de un mal chiste, los procesos de justicia de los periodistas están más desatendidos que el resto de las víctimas del crimen, porque en México el 98% de los delitos no son sancionados, según los datos que maneja el Inegi.

La respuesta del gobierno ha sido la creación (en 2010) de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle), que forma parte de la PGR.

Dos años después fue necesario que se creara el Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, que depende de la Secretaría de Gobernación.

La Feadle se encarga de investigar y procesar los crímenes contra periodistas y el Mecanismo de Protección es más un “botón de pánico” y se activa para proteger a un periodista amenazado o en peligro.

¿Quiénes son los periodistas en riesgo de muerte? Después de ver la lista de los ultimados, no hay duda que todos los informadores en México enfrentamos el riesgo.

Venga un abrazo fraterno para todos los colegas periodistas, porque dentro de este terrible panorama, hay sin duda algo bueno, o cuando menos así quisiera verlo: si los periodistas son asesinados por realizar su trabajo, quiere decir que lo están haciendo muy bien… o usted, ¿qué opina?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.