• Regístrate
Estás leyendo: Desarrollo intelectual de NL: la apuesta que se cobra en el futuro
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 13:56 Hoy

Columna de Alejandro González

Desarrollo intelectual de NL: la apuesta que se cobra en el futuro

Alejandro González

Publicidad
Publicidad

Uno de los indicadores de desarrollo de un estado o país más tangible es, sin duda, la cantidad de dinero que las empresas extranjeras deciden invertir en ese lugar.

La controversia sobre la Inversión Extranjera Directa (IED) en Nuevo León, que hace un par de semanas vivimos, tiene su importancia en el impacto de desarrollo del estado: si hay más dinero extranjero, habrá más empleos, se comercializarán más cosas y se prestarán más servicios, entonces el estado será más próspero... pero nada más por un momento.

Y es que en política, amigo lector, lo importante son los resultados rápidos, a corto plazo, porque tenemos elecciones cada tres años en cuadros principales, de manera que los medidores de largo alcance siempre están fuera del radar, o peor aún, no se consideran importantes.

Nuestros gobiernos nunca se fijan en los medidores que son para el futuro, en los próximos 8 o 15 años, esos medidores no son noticia.

Y me refiero a los medidores de innovación, a los que miden el trabajo intelectual como el registro de patentes, por ejemplo.

El año pasado, América Latina reportó una caída de la IED del 21 por ciento, cantidad muy grande que tiene explicaciones en los costos de la materia prima y otros múltiples factores. El dato fue noticia en grande.

Pero en el mismo 2015 se reveló en la Organización Mundial de Propiedad Intelectual de las Naciones Unidas (OMPI), que América Latina es el territorio más rezagado en registro de derechos intelectuales. El dato no fue noticia.

En la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, donde todos desean registrarse para vender en el mercado más grande del mundo, el reporte del 2015 es el siguiente:

Estados Unidos registró 159 mil patentes en 2015; Japón, 56 mil; Corea del Sur, 18 mil; Alemania, 17 mil; China, ocho mil 700; Gran Bretaña y Francia, 7 mil 100 cada uno; Israel, tres mil 600; India, tres mil; Singapur, mil; y España, 900.

En comparación, los 32 países de América Latina y el Caribe en conjunto registraron alrededor de 836 patentes, así es, una población de más de 600 millones de personas con dos economías importantes a nivel mundial (México y Brasil) no son capaces de tener desarrollo intelectual importante para el mundo.

Los registros de patentes son cheques que se cobran en el futuro, son, en su mayoría, propiedades intelectuales que traerán flujo de dinero años adelante, en marcas, en inventos o procesos que se registraron; sin lugar a duda hablamos de riqueza, basta ver la lista de los países que encabezan los mayores registros.

Inversión extranjera significa que hacemos las cosas bien, patentes significa que las hacemos como nadie más.

Internamente, los registros del país, en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) se recibieron 860 solicitudes de registro de la Ciudad de México, 487 de Nuevo León, y 546 de Jalisco, todo en el 2015.

La mayoría de las solicitudes se concretan y hay que mencionar que muchas se realizan gracias al trabajo universitario.

Según IMPI, en primer lugar está la UNAM, que solicitó 47 registros de patente; la UANL, en segundo, con 38; el IPN, 32; el ITESM, en séptimo lugar, solicitó nueve patentes.

La caída de la IED es importante, pero fugaz, la mayor amenaza para la prosperidad de un país es la falta de innovación que les impide producir bienes con más valor agregado.

Sería muy interesante, estimado lector, que el Gobierno del Estado nos comunique cómo piensa aumentar la propiedad intelectual, y sería muy importante, que el rector de la UANL nos explique cómo mantendrá el segundo lugar nacional en registro de patentes, porque se trata de indicadores muy importantes. Hablamos del seguro de vida de las generaciones futuras, del dinero que vendrá cuando el gobernador y el rector ya hayan dejado su cargo, se trata del futuro de Nuevo León, ni más ni menos... o usted ¿qué opina?

alejandro.gonzalez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.