• Regístrate
Estás leyendo: Contaminación de mercurio en NL: acumulación, locura y muerte
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 03:31 Hoy

Columna de Alejandro González

Contaminación de mercurio en NL: acumulación, locura y muerte

Alejandro González

Publicidad
Publicidad

Alicia en el País de las Maravillas consagra la imagen del famoso sombrerero loco, y aunque puede parecernos un personaje más de la inspiración del autor, al parecer es más real de lo que se creía.

Hoy sabemos, amigo lector, que los sombrereros del Siglo XIX experimentaban una enfermedad llamada hidrargirismo, la cual está provocada por el mercurio utilizado en el manejo del fieltro con el que fabricaban los sombreros. El mercurio, un metal líquido, servía para que las telas no se pegaran al molde caliente y se protegieran de bacterias.

Los vapores que respiraban durante sus creaciones les ocasionaba espasmos, alteraciones del sistema nervioso, depresión y sobreexcitación, lo que al final les devenía en un tipo de locura.

No estoy seguro, pero es probable que la mismísima Rose Bertin, la famosa modista de María Antonieta y creadora de “la moda francesa”, siendo plebeya de nacimiento, alcanzara a trabajar con algo de mercurio en sus inicios, mucho antes de que se volviera tan famosa y rodeada de ayudantes, porque los diseños estrambóticos (y hasta ridículos) de vestidos y sobreros, son, sin duda, un toque de locura en las cortes de aquellos años.

Otro de los registros de envenenamiento por mercurio famoso fue el que sucedió en el año de 1956 en Minamata, Japón.

A consecuencia los desechos industriales vertidos desde 1930 en la Bahía de Minamata, las personas que consumían pescados y mariscos de la bahía comenzaron a sufrir convulsiones, psicosis y pérdida de consciencia. Miles de personas estaban envenenadas con mercurio, de ahí sus reacciones y su muerte.

En agosto pasado, 128 países del mundo (también México), firmaron el Convenio de Minamata, para hacer la primera regulación de las emisiones de mercurio en el planeta.

“¿Quién quiere vivir en un mundo donde usar maquillaje, recargar los teléfonos e incluso comprar anillos de matrimonio signifique arriesgarse a que millones de personas sean envenenadas por mercurio?” preguntó Érik Solheim, director de ONU Medio Ambiente, el día que se firma el documento.

En Nuevo León, amigo lector, no estamos libres de mercurio, porque tenemos ingesta en bajas cantidades, pero constantes y acumulables.

En un boletín que emitió Servicios de Agua y Drenaje de Nuevo León, disponible en su portal de internet dice: “En zonas de Nuevo León específicamente, se han hecho estudios en norias y pozos para consumo humano, que han mostrado la presencia de sólidos totales, sólidos suspendidos, coliformes totales, coliformes fecales, nitritos, sulfatos, mercurio y bario, que exceden los límites máximos permisibles”, se apunta.

En un estudio realizado por investigadores de Ciencias de la Salud de la UANL, “Presencia de mercurio en pescado fresco que se comercializa en el área metropolitana de Monterrey”, por Abraham Ramírez Arizpe, se determinó que hay mercurio en todas las especies de pescados, y aunque nada más el bagre sobrepasó los límites de la norma de salud, se hace una advertencia.

“Aunque la concentración en las muestras analizadas fue menor al límite máximo permitido, al comerse este tipo de alimento su contaminante se absorbe y se incorpora en el metabolismo humano y está documentado que puede acumularse. Esta apreciación conduce a reflexionar que en un futuro no lejano se puede presentar un problema de salud pública en individuos susceptibles”, apunta el estudio.

También hay estudios de la UANL de las aguas subterráneas en Linares, donde la contaminación sobrepasa las normas.

El asunto, estimado lector, es que el mercurio se acumula en el organismo y puede tener reacciones en el cuerpo, enfermedades, locura y muerte.

No lo sé, podría ser que esta es la razón por la cual Nuevo León es cuna de muchos políticos locos que andan sueltos, sería bueno que se estudiara el agua en el Congreso, por ejemplo, o darle una revisada también al agua en García, para disipar las dudas nada más… o usted, ¿qué opina?

alejandro.gonzalez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.