• Regístrate
Estás leyendo: Cambio climático, mares sin oxígeno y las oportunidades de la economía circular
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 05:47 Hoy

Cambio climático, mares sin oxígeno y las oportunidades de la economía circular

Publicidad
Publicidad

Tal vez una de las noticias más importantes o impactantes con que cerramos el año, fue la visible manifestación del cambio climático global.

Y no me refiero, amigo lector, al frío desmedido que vivimos en Monterrey, ni a que la ancestral predicción de las cabañuelas ya no sea tan precisa, ni a los cambios de clima repentinos que vivimos; no, me refiero a la revelación que nos dio un estudio publicado en la prestigiosa revista Science, donde se comprueba que los océanos se están quedando sin oxígeno.

El estudio Disminución de oxígeno en el océano global y las aguas costeras revela con simpleza que cada vez hay más “zonas muertas”, donde los organismos, plantas y animales no cuentan con oxígeno para sobrevivir.

Los investigadores encontraron que las zonas de “oxígeno mínimo” en alta mar se han expandido tanto que hoy es equivalente al tamaño de la Unión Europea.

Denise Breitburg, ecóloga marina del Smithsonian Environmental Research Center y autora principal del estudio, calificó la caída del oxígeno del océano como “uno de los efectos más graves de las actividades humanas en el medio ambiente de la Tierra”. No es aventurado decir que sin oxígeno en los mares, la vida marina pronto morirá y con ella el resto de las especies en tierra.

Se presume que la causa de la falta de oxígeno en los mares tiene que ver con el calentamiento global y al aumento del dióxido de carbono. Las aguas de los océanos están absorbiendo el carbono que liberamos lo humanos en la atmósfera y con eso se está desplazando el oxígeno del agua.

¿Qué podemos hacer? Simple, pero muy difícil: combatir el calentamiento global, que causa el cambio climático. Nada nuevo.

Lo que sí resulta un poco nuevo, estimado lector, es algunas de la propuestas que se están tratando de implementar en los países de mayor conciencia, en Europa, por ejemplo.

La estrategia Europa 2020 tiene entre sus postulados crear un sistema que utilice eficazmente los recursos, donde se busca tener una economía eficiente en el uso de los recursos y de baja emisión de carbono.

En ese contexto surge la idea de cambiar la forma de economía lineal que existe hoy en el mundo, para transformarla en lo que hoy ya se llama la economía circular.

Este tipo de economía es la unión de los intereses económicos con los ambientales.

La idea de una economía circular es imitar un poco la forma de reciclado de la naturaleza y abandonar el modelo lineal: producir, usar y tirar.

El asunto es más complejo de lo que pudiéramos comentar aquí, pero en esencia la economía circular busca que los productos sean fabricados de manera más inteligente, disminuyendo totalmente los desperdicios.

Los productos se deben fabricar para una mayor vida, se deben poder reparar y cuando sea indispensable cambiarlos, el fabricante toma el producto y reutiliza todas las piezas que sean posibles, de manera que la cantidad de desperdicio es mínima o nula.

También es importante que la energía de producción sea renovable y una de las ideas más importantes es que la basura es alimento para otras industrias, de manera que la economía circular es fuente de empleo y trabajo en toda su extensión.

Para llegar a esta economía es necesario crear nuevas formas de producción, nuevas patentes, nuevos modelos, de manera que se trata de un concepto que puede dar frutos para la investigación y el trabajo intelectual, así como el que tanto se presume que hace el Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT) de Nuevo León.

Así es, estimado lector, los cambios son una oportunidad para la creación y la transformación, y si la tendencia es hacer nuevos modelos para una nueva economía, en Nuevo León se puede trabajar para ello. Los parques de investigación bien podrían comenzar a ver con interés estas tendencias para poner su mira y trabajar en el futuro más amplio, en el que todos podamos sobrevivir, en el que contribuyamos a detener el cambio climático… o usted, ¿qué opina?

alejandro.gonzalez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.